CERMI apoya la compatibilidad de la pensión con el sueldo de diputado de Juan José Cortes

CERMI apoya la compatibilidad de la pensión con el sueldo de diputado de Juan José Cortes

El presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Luis Cayo Pérez Bueno, ha querido mostrar su opinión al respecto sobre la polémica generada alrededor de Juan José Cortes, diputado del PP por Huelva.

Para Luis Cayo, no existe razón alguna por la que el diputado no deba cobrar su sueldo como parlamentario junto con la pensión de incapacidad permanente absoluta que tiene concedida. Según ha apuntado, esta compatibilidad es lo que la organización defiende para el futuro.

Toda esta polémica viene generada por la declaración que realizó Cortés en el Congreso. En ella que se detallaba que su único ingreso del año pasado, un total de 25.780,02 euros, fue percibido por una pensión por incapacidad permanente absoluta, que está exenta de tributación por IRPF.

Desde CERMI defienden a Juan José 

No obstante, el presidente de CERMI, confirma que será la Comisión del Estatuto del Diputado la encargada de decidir si puede compatibilizar esta pensión con su sueldo de parlamentario. Para ello, apunta que, en el pasado, varios diputados con pensión han podido ejercer su labor en la Cámara Baja a pesar de tener diagnosticadas incapacidades.

“Se trata de personas a las que un problema de salud, una enfermedad profesional o un accidente de trabajo les impide seguir realizando la misma función que estaba haciendo o en las mismas condiciones”, defiende.

La pensión y el sueldo de diputado, compatibles para CERMI

Pérez Bueno, en declaraciones a EuropaPress, ha defendido la compatibilidad de la subvención con el sueldo de diputado, ya que dicha compatibilidad es una demanda del propio CERMI.

Por ello, defienden que una persona a quien le ha sido reconocida una “incapacidad sobrevenida” no debe ser expulsado del sistema laboral con una pensión pasiva. En este caso, se debería intentar “retener talento” y “la productividad de una persona” con el fin de que “pueda seguir desarrollando su potencial”.

CERMI critica que el sistema de seguridad social española es poco tolerante a la hora de compatibilizar una pensión con un puesto de trabajo. Desde CERMI lo que defienden es “una compatibilidad razonable e inteligente entre las prestaciones de la Seguridad Social y la posibilidad de seguir trabajando en una ocupación similar u otra adecuada las actuales circunstancias del trabajador”.

Por último, Pérez Bueno ha declarado que “las personas activas son un bien social, pagan impuestos derivados de las rentas de su trabajo, cotizan por la nueva ocupación, salen de casa y consumen y, por tanto, el sistema debe favorecer la continuidad en el empleo de personas”.

4 comentarios

  1. Por lo que dicen existe ya dos tipos de pensiones para diferenciar si se puede desempeñar otro trabajo o no. La pensión de incapacidad permanente total, que es inferior en cantidad económica pero te permite compatibilizarla con otro trabajo y la pensiónde iincapacidad permanente absoluta que como significa su nombre es absoluta para desempeñar cualquier otro trabajo, es de una cuantía superior pero el pensionista por enfermedad o accidente no puede realizar ningún trabajo. Ya está, es muy sencillo, si se pide que esta última pensión sea compatible también con el trabajo se convertiría en TOTAL y mucho daño se hace a las personas que absolutamente no puedan trabajar porque se les va a bajar tanto la pensión que no van a poder vivir. El sistema de pensiones no va a resistir tantas compatibilidades, tantas no contributibas y los autónomos y trabajadores no van aguantar que se compatibilice tanto cuando en su casa trabajando no entra ni la mitad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *