CERMI pide que la eutanasia sea “neutra y respetuosa”  El CERMI ha pedido a los partidos políticos que no vinculen las situaciones de discapacidad con la regulación de la eutanasia

Ley de Eutanasia
Ley de Eutanasia

El CERMI ha reclamado que la regulación de la eutanasia sea “neutra y respetuosa” con los derechos de las personas con discapacidad. De esta manera, piden que las formaciones políticas no asocien discapacidad con la eutanasia o de las decisiones sobre el final de la vida.

En un documento de propuestas de enmiendas a la proposición de ley orgánica de regulación de la eutanasia, que en estos momentos debate el Congreso de los Diputados, el CERMI ha insistido en que “no se incurra en ningún momento” en el “simplismo sesgado” de vincular las situaciones de discapacidad con las decisiones personales sobre el final de la vida, como si se tratara de una regulación particularmente pensada para este grupo social.

“La respuesta normativa que el legislador dé, en función de las mayorías sociales y políticas, ante las decisiones sobre el final de la vida no tienen que estar basadas u orientadas sobre aspectos como la discapacidad, pues esto constituiría una discriminación derivada de prejuicios sociales propios de mentalidades superadas que aún siguen percibiendo las vidas de las personas con discapacidad o mayores como de menor valor que las del resto”, ha dicho la organización.

A su juicio, la “única relevancia” a efectos de regulación legal que la discapacidad debe tener es la de “garantizar” a estas personas que la formación de su voluntad ha sido “plenamente informada, libre, madura y consciente”. Además, también debe de contar con “todos los apoyos, medios y recursos”, incluidas las medidas de accesibilidad que sean precisas, para que su decisión sea “personal y genuina, sin presiones ni mediatizaciones indebidas”.

El CERMI pide las medidas necesarias para cada caso

Asimismo, el CERMI ha recordado que esta exigencia es “coherente” con los mandatos derivados de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con discapacidad, con las observaciones realizadas por el Comité de Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas y con las conclusiones del informe de la relatora especial de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Entre las enmiendas concretas que plantea el CERMI se encuentra que, en el apartado B del artículo 3, se aluda únicamente a las personas con “enfermedad o patología graves, permanentes y sin reversión que ocasionen padecimientos continuos e insoportables” y que se elimine la referencia a las limitaciones físicas o de relación y expresión que ocasionen gran sufrimiento y que vayan a persistir en el tiempo. En sentido similar se pronuncia la entidad en otros apartados del texto, pidiendo que únicamente se aluda a estas situaciones.

Al mismo tiempo, en el apartado C del artículo 5 y en el artículo 6.1, donde se aborda que la solicitud de eutanasia debe realizarse por escrito, el CERMI ha reclamado que se introduzca también la opción de “otro medio equivalente” para las personas con discapacidad que no pueden utilizar la escritura ordinaria, y no solo proporcionar la alternativa de que lo realice otra persona en nombre del afectado.

Finalmente, la entidad ha propuesto la introducción de una disposición adicional. Esta hace alusión a la obligatoriedad de que, en todo momento, se brinden las medidas de accesibilidad necesarias. Así, con el objetivo de que la persona solicitante de la eutanasia, si tiene discapacidad, pueda recibir la información y expresarse en igualdad de condiciones, a fin de que su decisión sea “individual, madura y genuina”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *