La emotiva lápida de un pequeño con discapacidad que falleció a los 11 años Los médicos aseguraron que Matthew viviría solamente unas pocas horas, debido a la falta de oxígeno, que nació ciego y con parálisis

lápida niño en silla de ruedas
Lápida Matthew Stanford

Una historia emotiva por Navidad. Matthew Stanford Robinson nació en 1988. Debido a la falta de oxígeno, nació ciego y con una parálisis de cuello hacia abajo.

Los médicos se pusieron en lo peor. En su nacimiento, le comunicaron a sus padres, Ernest y Anneke, que Matthew tenía una gran discapacidad y viviría solamente unas pocas horas.

Sin embargo, Matthew superó las expectativas. Logró superar obstáculos que le pusieron y vivió 11 años llenos de amor y cariño.

Su fuerza y lucha hizo que se convirtiera en un ejemplo para la gente que le rodeaba.  El domingo 21 de febrero de 1999, Matthew murió a la edad de 11 años mientras dormía.

Una lápida en su honor

Al año siguiente, Ernest, su padre decidió construir una lápida en memoria de su hijo en el cementerio de la ciudad de Salt Lake.

Su padre quería que su lápida fuera algo único, haciendo una lápida diferente, grande y bonita. La base es simple y tradicional, mientras que la parte superior es una escultura de su hijo en su silla de ruedas.

La lápida se convirtió en un lugar de esperanza que luchaba contra la tristeza y el dolor de sus familiares.

«Un día mientras caminaba por el cementerio de la ciudad de Salt Lake, vi esta hermosa lápida. Mis ojos se llenaron de lágrimas inmediatamente y eso mismo me pasa cada vez que la veo. Nunca antes me había encontrado con una lápida tan conmovedora», comenta un ciudadano.

Matthew Stanford

Una fundación en su honor

Inspirados por su hijo, Ernest y Anneke crearon una organización benéfica llamada Ability Found, en el año 2000.

Proporcionan equipos de asistencia para personas con discapacidad que no conseguirían vivir de manera normal si no fuese por esa ayuda. La organización ayuda a las personas menos favorecidas con enfermedades tales como parálisis cerebral, espina bífida, problemas cerebrales, cáncer, lesiones de la médula espinal o esclerosis múltiple.

Esta fundación la crearon en honor a Matthew para ayudar a niños y adultos como él. Son unos padres muy orgullosos de su hijo, pero la verdad es que con unos padres así, el hijo no podía salir de otra manera. Una familia preciosa y muy solidaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *