Juan José Lucero y su padre, «un ejemplo para todos»

Juan José Lucero y su padre Juan recibiendo el galardón en el Día de Rota, su ciudad natal

El pasado domingo 6 de octubre se celebró la V Gala del Día de Rota, programada en el marco de las Fiestas Patronales en honor de Nuestra Señora del Rosario. La protectora de animales Siempre Contigo, Carmen Zurita, la empresa local GISA, y Juan y Juan José Lucero han recibido las distinciones anuales del Ayuntamiento en el Auditorio Municipal.

De las personas galardonadas, resalta la historia de Juan Lucero Medina y su hijo Juan José Lucero Domínguez. Como definen desde el Ayuntamiento de Rota, «la vida está llena de historias de superación que merecen ser contadas y reconocidas», en referencia a las historia de Juan José y su padre.

A pesar de las limitaciones de discapacidad de Juan José, él y su padre han luchado por conseguir todas las metas que se han propuesto. Como por ejemplo, el apoyo para sacar carrera de Matemática o con la que se convirtieron en noticia nacional, al aparecer ambos en la orla de la clase de Magisterio de la Facultad de la Ciencias de la Educación de Cádiz.

V Gala del Día de Rota. Juan Lucero y Juan José Lucero

#DíadeRota La vida está llena de historias de superación que merecen ser contadas y reconocidas, como lo ha sido en este Día de Rota la historia de Juan Lucero Medina y su hijo Juan José Lucero Domínguez, que a pesar de las limitaciones de su discapacidad ha luchado por conseguir todas las metas que se ha propuesto, contando para ello con el apoyo de su padre Juan, como demuestra la carrera de Matemáticas que ha completado. La imagen que ambos comparten como homenaje, figurando en la orla de la próxima generación de profesores de primaria de la Facultad de Ciencias de la Educación de Cádiz constituyen para todos y todas, un claro ejemplo de superación.#descubreRota

Publiée par Ayuntamiento de Rota sur Dimanche 6 octobre 2019

En el vídeo conmemorativo proyectado en la Gala, aparece Antonio Bernal, quien fuese profesor de Juan José: «Me di cuenta enseguida que era un chaval inteligentísimo, que atesoraba infinidad de virtunes y ningún defecto. Se adaptó a sus problemas de movilidad con gran esfuerzo y tesón».

También aparece Luis M. Moreno, tutor de las prácticas de Juan José, a quien ya conocía desde pequeño. Pero a Luis le sorprendió cuando lo vio en el colegio y fue cuando le explicó que había estudiado su segunda carrera, Magisterio, y que iba a realizar las prácticas allí.

Para Luis, Juan José y su padre son «un ejemplo a seguir y una lección para todos los roteños».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *