Más de 80 madrileños se suman al voluntariado de Fundación ONCE por el Coronavirus El objetivo es ponerse a disposición de las personas más vulnerables. Entre ellas, las que tienen alguna discapacidad

Persona ciega trabajando
Persona ciega trabajando

Un total de 81 personas se han sumado estos primeros días de confinamiento al Servicio de Voluntariado de Fundación ONCE, fundamentalmente en Madrid. Fue el pasado lunes, día 16, cuando la fundación pidió refuerzos para ayudar a ciudadanos con discapacidad.

La ayuda sería destinada en tareas como la compra o la adquisición de medicamentos. Todo ello durante el tiempo que duren las restricciones provocadas por el coronavirus.

De esta forma, el servicio cuenta actualmente con un total de 430 voluntarios. Buena parte de ellos estudiantes, que a lo largo de todo el año regalan tiempo a personas con discapacidad para acompañarles al médico o a hacer gestiones administrativas.

El objetivo que persigue Fundación ONCE con el refuerzo de su Servicio de Voluntariado es ponerse a disposición de las personas más vulnerables. Entre ellas, las que tienen alguna discapacidad, durante el tiempo en el que duren las restricciones impuestas por el Gobierno para hacer frente al coronavirus.

Hasta el momento, y gracias a estos voluntarios, una veintena de familias madrileñas desfavorecidas, la mayoría con personas con discapacidad, han recibido en sus domicilios la comida que habitualmente recogen en la Asociación Ángeles Urbanos, que les dona los víveres que le hace llegar el banco de alimentos.

Junto a esta acción de reparto, que los voluntarios de Fundación ONCE repetirán una vez a la semana durante el periodo de confinamiento, la entidad espera llevar a cabo muchas otras, ya que una quincena de asociaciones se ha interesado ya por sus voluntarios para ponerlos al servicio de las necesidades que les vayan surgiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *