Ver Auroras Boreales en silla de ruedas por Ken Mizukubo

El viajero Ken Mizukubo con tetraplejia y usuario de silla de ruedas eléctrica, nos explica su experiencia.

3
210

Auroras Boreales, noche polar, poblado Sami y trineo de renos en Tromso (Noruega) en silla de ruedas eléctrica por Ken Mizukubo.

- Publicidad -

Buenas Viajer@s!! Hace un par de semanas que regresé de Noruega y me gustaría contaros mi experiencia. De normal y por temas de accesibilidad suelo viajar a grandes ciudades, pero esta vez me apetecía dar un paso más y hacer algo diferente.

En septiembre viajé a Berlín con la agencia Travel Xperience y la experiencia fue tan buena que decidí repetir con ellos. Mi idea esta vez era ver una Aurora Boreal, ver la noche polar y hacer un poco de turismo de naturaleza y así se lo propuse a ellos. La idea inicial era ir a Finlandia o Islandia, pero desde la agencia me recomendaron ir a Tromso, Norte de Noruega a 350 km del ártico, y la verdad ¡¡es que no se equivocaron!!

Os cuento un poco de Tromso, se le conoce como la capital del ártico y es una ciudad situada en la Laponia Noruega. Su ubicación hace que sea un sitio ideal para, en verano, ver el Sol de Medianoche y en los meses de diciembre, enero y febrero ver las auroras boreales. De mediados de noviembre hasta mediados de enero el sol no sale en ningún momento, y aunque hay unas horas de claridad, con una luz azulada muy características, no ves el sol en ningún momento.

Una vez elegido el destino tenía que buscar la forma más cómoda y accesible de ir. Vuelos directos desde Madrid no hay, existe la opción de ir a Londres, hacer una escala de 5 horas y luego volar a Tromso. Yo esta opción la descarté porque me parecía mucha paliza y hacer escala con la silla eléctrica no me parecía muy buena idea. La opción que elegí fue volar a Oslo, hacer noche allí y luego volar a Tromso y a la vuelta lo mismo. Para mí esta opción fue mucho más cómoda, pero si aguantas la paliza de hacer el viaje directo con escala, el viaje te saldrá mucho más económico.

La agencia se encargó de buscarme los traslados y el hotel accesible. El hotel en Oslo, Scandic Byporten fue un 3 estrellas bien ubicado y con el baño accesible, limpio y cómodo.

Para el hotel de Tromso sí que pedí que me buscaran una grúa para hacer las transferencias y una silla de baño y la verdad es que encontraron justo lo que buscaba. En Tromso pasé 4 noches, en el Radisson Blu Tromso un hotel de 4 estrellas muy bien adaptado. Además, la mayoría de las excursiones salen desde este hotel así que muy bien.

En Tromso verás que hay numerosas actividades para hacer, además de ver las auroras puedes salir a ver ballenas, ir a montar en moto de nieve, visitar un poblado Sami, montar en trineo de perros o renos, pasear con raquetas de nieve, etc.

La excursión al campamento Sami la tenéis que hacer sí o sí, das de comer a los renos, hablas con ellos, te cuentan su historia, costumbres, te dan de comer reno, cantan canciones tradicionales… yo salí entusiasmado!! Todo es en inglés, pero se les entiende genial. Aquí sí me tuvieron que ayudar con la silla porque había bastante nieve.
Y aunque desde la agencia que lo organiza me desaconsejaron montar en Reno, no os lo podéis perder!! Yo tengo una lesión alta, C5-C6 , soy tetra, y me manejé perfectamente, seguro y disfrutándolo mucho!!!

Desde la agencia me organizaron la salida a ver auroras boreales, una excursión guiada por Tromso, una excursión a ver ballenas y luego por mi cuenta organicé una visita a un poblado Sami con www.tromsosafari.no , todas las excursiones las hice en vehículos adaptados para ir desde mi silla eléctrica y las explicaciones en inglés.

Como la idea principal del viaje era ver las auroras y dependes totalmente del clima, me reservé la opción de hacer 2 intentos más para verlas. Luego no hicieron falta porque en el primer intento las vimos genial, pero te recomiendo que te reserves más intentos.

Mucha gente me pregunta sobre el tema del frío. Es Oslo la verdad es que sí hace bastante frío, los días que estuve llegamos a -9 grados. En Tromso y a pesar de que está a 1500km más al Norte la temperatura, debido a los efectos cálidos de la corriente del Atlántico Norte, es muy llevadera. De los cuatro días que estuve la temperatura rondó entre +1 y -4 grados de mínima. Eso sí, en la excursión que hicimos para ver las auroras, como vas a la montaña para evitar la contaminación lumínica estuvimos a unos -15 grados.

Si os animáis a ir varios consejos: llevaros un termo pequeño para llevar bebidas calientes (aunque en muchas excursiones ya te las ofrecen), llevaros un trípode para la cámara, esencial para fotografiar las auroras y buena ropa térmica para el frío y las nevadas.

PROGRAMA YA TU VIAJE CON TRAVEL XPERIENCE

Un tema que he descubierto en este viaje es que en el avión viajo mucho más cómodo en ventanilla. De normal y por comodidad del personal que te asiste siempre he viajado en pasillo, aunque la normativa indica que la persona con movilidad reducida debe viajar en ventanilla para facilitar la salida en caso de emergencia. En ventanilla evitas el mal rato de que las personas que están sentadas al lado tengan que saltar por encima tuya y además, yo que tengo una lesión alta el estar apoyado sobre el lateral que da a la ventana me da más equilibrio y me permite cambiar de postura.

Si es la primera vez que viajas en silla de ruedas eléctrica te aconsejo que a la hora de embarcar la silla quites los reposapiés, los laterales y el mando y los lleves contigo al avión. Además, si tu respaldo es regulable fíjate bien cuál es su posición exacta, porque puede que te lo desmonten y plieguen y para nosotros es muy importante que luego todo esté todo igual. También es importante que sepas cómo se conecta y desconecta los cables de la batería, porque puede que los operarios del aeropuerto la desconecten.

Aquí os dejo algunas fotos, espero que os animéis a ir, ¡¡¡es una pasada!!!

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here