Una guía que lucha por promover los derechos humanos de las personas con discapacidad

Persona en silla de ruedas soldando en su empleo
Persona en silla de ruedas soldando en su empleo

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) y la compañía Business and Human Rights (BHR) han lanzado una guía práctica que proporciona herramientas a las empresas para impulsar el respeto a los derechos humanos desde el punto de vista de la creación de empleo y teniendo en cuenta aspectos como el diseño de productos y servicios adaptados a las necesidades de las personas con discapacidad.

La presentación de la guía ‘Los derechos humanos de las personas con discapacidad: guía práctica para empresas’ ha tenido lugar este martes en la sede de Torre Ilunion, coincidiendo con la celebración este 10 de diciembre del Día Internacional de los Derechos Humanos.

En el acto, moderado por el director general de Servimedia, José Manuel González Huesa, han intervenido Fernando Riaño, director de Relaciones Institucionales y RSC del Grupo Social ONCE; Ricardo Trujillo, de Forética; María Prandi, directora de Business and Human Rights y autora de la guía, y Jesús Martín, coautor de la guía y delegado del CERMI Estatal para los Derechos Humanos y la Convención Internacional de la Discapacidad.

En su intervención, Jesús Martín ha explicado que “la empresa ha visto siempre la discapacidad desde la perspectiva del acceso al empleo, pero hay otros aspectos que afectan a los derechos humanos, como es la permanencia en el mismo; la conciliación; el derecho de sindicación, y el acceso a bienes, productos, servicios y entornos que ofrecen las compañías, entre otros”.

“Las personas con discapacidad queremos ser activo de este país y, para ello, no solo tenemos que dirigirnos a las políticas públicas, sino que también necesitamos nuevos agentes, como el tejido empresarial, porque además, en el trabajo pasamos mucho tiempo de nuestra vida”, ha añadido.

En este sentido, el delegado del CERMI ha destacado que la guía proporciona herramientas de evaluación para que una empresa pueda saber sus puntos fuertes y de mejora, y aporta elementos para seguir avanzando, “aunque en los últimos años se ha recorrido ya bastante camino en la buena dirección”. Entre estos progresos ha citado que hay compañías que comienzan a hacer accesible su servicio de atención al cliente para personas sordas.

Igualmente, ha resaltado que otro de los objetivos de la guía es que junto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), las empresas conozcan y apliquen la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Ha indicado que una de las recomendaciones del Comité de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad es “hacer trabajo de toma de conciencia para que este tratado de derechos humanos permee en todas las esferas en las que están las personas con discapacidad”. Asimismo, ha subrayado que la guía dedica un apartado específico a las mujeres y niñas con discapacidad, “que se encuentran en peor situación que los hombres con discapacidad”.

Por su parte, la directora de Business and Human Rights, María Prandi, ha declarado que la elaboración de esta guía ha sido un reto que han asumido “con muchas ganas, porque era importante hacer recomendaciones que se puedan implantar para promover y proteger los derechos de las personas con discapacidad dentro de la empresa y hacia el exterior”. Para ello, ha apuntado “a la creación de empleo, diseñar productos adaptados a la discapacidad y pensar en inversión y discapacidad” como fórmulas de avance.

“El impacto negativo”

También ha pedido que las empresas analicen siempre “el impacto negativo” de su día a día en las personas con discapacidad como trabajadoras y consumidoras. “La guía quiere marcar un camino para las empresas para proteger y preservar los derechos de las personas con discapacidad al mismo nivel que el resto de la ciudadanía”, ha remachado.

Por otro lado, Ricardo Trujillo, de Forética, ha felicitado a los impulsores de la guía por su iniciativa que, a su juicio, “permitirá a las empresas saber cómo están de preparadas para la inclusión de la discapacidad”. Además, ha expresado el “compromiso” de Forética para hacer llegar esta guía a las empresas para que puedan mejorar el binomio derechos humanos y discapacidad.

Según Fernando Riaño, hay muchos aspectos sobre discapacidad que no son una opción, sino una obligación. “A veces parece que lo disruptivo es lo ordinario. Parece en ocasiones que lo novedoso es cumplir la ley y esto, en discapacidad, se da mucho. RSC no es cumplir la normativa vigente, sino ir más allá”, ha agregado el director de Relaciones Institucionales y RSC del Grupo Social ONCE.

Finalmente, ha explicado que desde Ilunion se viene trabajando desde hace años en materia de promoción de los derechos de las personas con discapacidad y ha afirmado que, para todas las compañías, el trato adecuado a la discapacidad tiene cada vez un mayor impacto en su marca. “Ya, 71 años después de la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, estamos en un camino sin retorno en el ámbito empresarial”, ha sentenciado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *