Una de cada dos personas con discapacidad no puede viajar por falta de accesibilidad

Mujer en silla de ruedas de espaldas | accesibilidad
Mujer en silla de ruedas | bigstock

El verano suele ser una época donde pedir vacaciones para viajar a la playa o conocer otros destinos turísticos de gran interés. Una de las grandes barreras para no poder viajar es la economía, ya que no todos se pueden permitir el gasto que supone visitar otros lugares.

Pero, ¿y sí teniendo dinero para ello no puedes por falta de accesibilidad? La accesibilidad es la mayor barrera que pueden encontrar las personas con movilidad reducida. Según informa un estudio publicado por la Fundación Adecco, el 56 % de las personas de España con movilidad reducida y otras discapacidades decide no viajar por falta de accesibilidad.

El turismo accesible está formado por casi 6 millones de personas, de las que más de la mitad toma la decisión de no hacer ningún viaje, tal y como informa dicho estudio.

Por ello, son muchos los expertos que llegan a la misma conclusión: si se adaptaran los servicios de traslado y los destinos viajarían 3.342.226 turistas más de este colectivo.

Motivos del crecimiento

Este incremento se produciría debido a que son muchas las barreras que pueden incidir en la planificación de un viaje y si se eliminasen esas barreras, no habría que planificar tanto.  Así al menos, lo explica el estudio `El mercado potencial del turismo accesible para el sector turístico español, del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo´.

Entre los problemas más comunes se encuentran los medios de transporte y alojamientos no adaptados. Pero este colectivo no solo encuentra con barreras físicas.

Es al ocio a lo que el técnico Jaume Burdils, de la Cátedra Fundación Randstad-UOC de Discapacidad, Empleo e Innovación Social, hace referencia. Para el catedrático, el ocio es una actividad que facilita la socialización, por lo que supone un aspecto clave para las personas con diversidad funcional.

Por ello, si estas actividades son inaccesibles para las personas con discapacidad pueden desplazar a este colectivo. El gran problema reside en que, tal y como indica el Jaume Burdils “las barreras sociales, que pueden ser tan o más difíciles de eliminar que las físicas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *