Una de cada cinco universidades tiene un plan para estudiantes deportistas con discapacidad

Una de cada cinco universidades tiene un plan para estudiantes deportistas con discapacidad

El estudio ‘Práctica deportiva de universitarios con discapacidad: Barreras, factores facilitadores y empleabilidad’, ha hecho un seguimiento de 42 universidades de 15 comunidades autónomas y 417 estudiantes con discapacidad.

Entre las conclusiones del estudio se ha descubierto que más del 90% entiende muy relevante la práctica de la actividad física por parte de los estudiantes con discapacidad. Sin embargo, tan solo el 35’6% dice tener experiencia en actividades para este tipo de alumnos.

Así mismo, el 28’2% de los servicios de apoyo y el 20’6% de los de deportes no se consideran preparados para poder ofrecer un servicio óptimo y que se ajuste a las necesidades de estos alumnos.

Pese a esto, más del 95’1% de los estudiantes afirman no participar nunca en actividades deportivas universitarias de competición. A lo que las más aclamadas por los alumnos con discapacidad son el spinning, yoga, pilates, aerobic, etc.

Este estudio tiene como principal objetivo identificar las barreras que limitan a estos alumnos a participar en actividades físicas, así como los factores que la facilitan. Además ofrece una serie de recomendaciones para mejorar el acceso al deporte universitario del estudiante con discapacidad.

La principal barrera para estos alumnos se ha demostrado que es la falta de oferta, así como de iniciativa por parte de los servicios de deportes, con una deficiente difusión y comunicación. A esto habrá que sumarle las actitudes negativas y la presencia de estereotipos, una mala accesibilidad a las instalaciones y la carencia de formación entre los profesionales.

Esto no quiere decir que no haya cosas positivas, ya que el trabajo menciona ‘factores facilitadores’ que mejoran la realización de ejercicio físico por parte de este alumnado. Aquí encontramos la predisposición del personal, colaboración con entidades externas e incentivos, becas deportivas o exención de tasas.

“La colaboración entre los servicios de apoyo al estudiantado con discapacidad y los servicios de actividad física y deportes, unido a una política universitaria decidida y sin complejos en la materia, se torna imprescindible para garantizar la igualdad de oportunidades”, declaran los autores del estudio.

Dichos autores han ofrecido una serie de recomendaciones para mejorar el ámbito deportivo para discapacitados en las universidades. Entre ellas figuran las de incrementar la oferta de actividades y las oportunidades de participación, acordar una estrategia local, autonómica y nacional de deporte universitario de competición, facilitar el acceso y la diseminación de la información, entre otras mejoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *