Preocupación ante el impacto del Covid-19 en las personas con discapacidad

La actual crisis masiva de salud pública está provocando una crisis social y económica de efectos devastadores para las personas con discapacidad y familias

Anciano con discapacidad junto a su silla de ruedas por la calle

Anciano con discapacidad junto a su silla de ruedas por la calle

Las 53 entidades que conforman a Confederación Gallega de Personas con Discapacidad (COGAMI) expresan preocupación ante la situación de vulnerabilidad en la que se ven afectadas muchas personas con discapacidad y familias tras la crisis provocada por el Covid-19.

Así lo expresaron en la reunión mantenida en la XXX Asamblea General Ordinaria, que este año tuvo que ser on line, en la que abordaron los efectos de la pandemia del Coronavirus en las personas con discapacidad, destacando la importancia del trabajo conjunto y el compromiso por parte de las administraciones para que ninguna persona quede atrás en la nueva normalidad.

El colectivo de personas con discapacidad ve incrementada la situación de indefensión por consecuencia de las medidas de aislamiento decretadas y tras el cierre de los centros ocupacionales, de día, sociales, educativos, junto con la práctica desaparición de sus redes de apoyo unidas a las consecuencias económico sociales del momento, comprometiendo su salud física y emocional, que no va a mayores gracias al trabajo de las entidades sociales que proporcionan los apoyos para la cobertura de todas aquellas necesidades que nos trasladan.

El presidente de COGAMI, Anxo Queiruga, evidenció “la capacidad de adaptación de nuestras entidades permitió a continuación de la prestación de los servicios de atención a personas con discapacidad y familias, utilizando fórmulas alternativas a las habituales, como la atención telefónica, las videollamadas, visitas a domicilios, entrega de medicación, compra de alimentos y el diseño y puesta en marcha de planes de trabajo para que las personas puedan realizar desde las casas».

Anxo Queiruga quiso destacar también “el esfuerzo y la implicación de las entidades, profesionales, personas usuarias y familias”.

En busca de salvaguardar la seguridad y protección

Ante la situación actual, para COGAMI es prioritario abordar el impacto del Covid-19 dentro de nuestro colectivo, siendo necesario hoy más que nunca salvaguardar la seguridad y protección de las personas con discapacidad a las que hay que garantizar el acceso a medicamentos, tratamientos y productos sanitarios necesarios.

Es necesario diseñar protocolos de prevención en los centros de atención diurna y dotarlos de equipos de protección individual (EPIs) y test rápidos de Covid-19. Hay que proteger a las personas con discapacidad, mayores y/o con dependencia a través de cuidados domiciliarios y se hace necesario retomar las valoraciones de dependencia y discapacidad y la gestión de prestaciones.

En la asamblea de COGAMI también se expresó la urgencia de dar respuesta a las necesidades de las mujeres y niñas con discapacidad, sobre todo las más vulnerables, como son las víctimas de violencia de género.

Más que nunca se vivió la necesidad de romper con la brecha digital para aquellas personas que no tienen ni competencias ni recursos para el uso de las vías telemáticas, y conseguir soluciones para las personas que viven solas o para aquellas que están aisladas en medio rural.

Es, por lo tanto necesario, el cumplimiento de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad para garantizar los derechos y la protección de las personas con discapacidad.

De igual modo, COGAMI reclama la participación de las personas con discapacidad y familias, a través de sus organizaciones representativas, en los planes de reconstrucción social y económica que se desarrollen tanto a nivel europeo, estatal y autonómico; y que no se recorte, segundo adelantó el Gobierno, el recaudado del IRPF que se destina para fines sociales.