Obligan a un profesor a volver al trabajo pese a padecer un cáncer

El profesor que padece cáncer finalmente no tendrá que volver a su puesto de trabajo,, de momento

El sindicato USTEA Cádiz Enseñanza ha enviado un comunicado en el que denuncia la situación por la que ha pasado un docente gaditano. Este profesor ha recibido el alta obligatoria por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social cuando padece cáncer de médula ósea, siendo obligado a reincorporarse a su puesto de trabajo.

El contenido de la nota es el siguiente:

“Si hace unos meses, denunciamos la actitud de la UMVI (Unidad Médica de Vigilancia de Incapacidades) con respecto a las altas obligatorias a docentes embarazadas, hoy tenemos que denunciar una situación muy grave que está viviendo un afiliado de nuestro sindicato que padece un cáncer de médula ósea y al que el INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social, dependiente del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social) da el alta obligatoria obligándole a incorporarse a su puesto de trabajo.

A este docente se le diagnosticó en noviembre de 2017  Mieloma Múltiple, un cáncer de Médula Ósea de difícil curación (en realidad, sólo tienen curación unos tipos muy concretos de mieloma múltiple). Ha estado de baja desde entonces. Fue operado del corazón, ha recibido quimioterapia y radioterapia y su oncohematólogo del Hospital Puerta del Mar le dijo al comienzo de la enfermedad que se olvidara de trabajar y que se centrara en su salud (dando por sentado que la enfermedad padecida lleva a la Incapacidad Total o, como sería lógico, Absoluta).

El docente sigue en tratamiento y luchando para vencer el cáncer. Hace varios días fue citado en la sede del INSS (Instituto de la Seguridad Social, dependiente del Ministerio) de la Avenida de la Constitución para pasar valoración de Incapacidad Temporal al llevar ya año y medio de baja. En la revisión, se le dice que lo normal es que se prorrogue el tiempo que se da el INSS para determinar el tipo de incapacidad, pero el jueves pasado a las 20:50, este compañero recibe el sms que se adjunta en el que se le dice que va a recibir el alta obligatoria y que tiene que incorporarse al trabajo.

Lo primero que intentamos en USTEA Cádiz  es aclarar que no se tratara de un error, tan increíble nos parecía que un trabajador con un cáncer fuera obligado a volver al trabajo sin estar curado. Contactamos con la Delegada de Salud de Cádiz, Isabel Paredes -que no tiene nada que ver con el tema al pertenecer el INSS al Ministerio- para que nos ayudara a confirmar con el INSS que no fuera un error o un sms que no debía ir dirigido a nuestro afiliado. Hemos de darle las gracias a Isabel Paredes. Por muy distantes que ideológicamente nos encontremos, ha hecho lo posible para aclarar este tema y para poner el factor humano por delante de todo. Lástima que ese factor humano esté tan ausente en los despachos del INSS de Cádiz.

Nuestro compañero, asesorado por nuestros servicios jurídicos, hizo reclamación del alta obligatoria, basándose en el nuevo informe médico facilitado por el Servicio de Oncología, firmado por dicho equipo al completo, en el que se especifica que el paciente sigue en tratamiento, con cita muy próxima (29 de mayo) para nueva aplicación de terapia. En dicho informe, se especifica claramente que el paciente “debe continuar de baja laboral”.

No solo no hay respuesta a esa reclamación sino que tampoco hay resolución oficial escrita del alta obligatoria por lo que tampoco puede el docente incorporarse a su instituto – que para poner las cosas peor está a más de 500 kilómetros de Cádiz- porque la Delegación de Educación de dicho IES no le puede dar el nombramiento sin la resolución del alta obligatoria. Es decir, la situación de indefensión es total y en la oficinas del INSS le dicen y repiten al docente que no tienen esa resolución (esta misma mañana ha entregado en una oficina del INSS una reclamación por dicha situación pues lo único que tiene hasta ahora es el sms que le adjuntamos).

USTEA Cádiz presentó ayer escrito por registro en Subdelegación del Gobierno para que el subdelegado tome acción en este asunto que nos parece propio de una república bananera, tanto por dar el alta obligatoria a un trabajador con cáncer como por no darle oficialmente esa resolución y dejarle en un limbo del que nadie sabe cómo salir.

Nos parece aberrante que se pisotee de este modo el derecho de los trabajadores y trabajadoras y seguiremos luchando para revertir esta injusticia (que ya sabemos que no es la única) y para impedir que situaciones como esta tengan que ser sufridas por quienes ya están sufriendo un drama en forma de enfermedad grave. No hay derecho”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *