Las sillas de ruedas también deben desinfectarse Consejos para la prevención de contagios de coronavirus a través de los productos de apoyos y sillas de ruedas

desinfectar silla de ruedas

Ante las recomendaciones de prevención por parte de la OMS y los diferentes gobiernos autonómicos y estatales para evitar la infección por coronavirus, traemos este artículo de como desinfectar una silla de ruedas o productos de apoyo que utilizamos diariamente.

Las sillas de ruedas y productos de apoyo no se desinfectan y limpian regularmente con el uso a largo plazo, lo que probablemente se convierta en un semillero para estos gérmenes. Estos gérmenes e incluso el actual coronavirus, puede ser un problema de salud.

En caso de las sillas de ruedas, hay cuatro puntos claves que debemos tener en cuenta para desinfectar:

  1. Cojín del asiento: los usuarios suelen estar sentados una media de 10 horas todos los días en una silla de ruedas. El cojín del asiento sufre compresión con nuestro cuerpo, por lo que la aireación es mala. También puede producirse humedades y afectar a la acumulación de residuos y gérmenes que pueden provocar infecciones de orina.
  2. Almohadilla para la espalda: la almohadilla para la espalda toca la piel de la espalda en un área grande y también es fácil de mojar con sudor. El material suele estar caliente y con resto del roce. Es el caldo de cultivo favorito para la sarna. Por ejemplo, si el entorno del hogar de ancianos no está limpio, puede causar fácilmente infecciones de racimo en pacientes.
  3. Puños de empuje: es uno de los focos de infección de las sillas de ruedas. Son utilizados por diferentes manos y fácil de transmitir contagios. Es imprescindible limpiar estas zonas.
  4. Neumáticos: las partes de la silla de ruedas que tocan el suelo, además de rodar a través de diversos entornos, por lo que es recomendable desinfectar con alcohol +75%.

¿Cómo limpio una silla de ruedas?

La limpieza de una silla de ruedas es realmente muy importante para el usuario, tanto para que luzca como el primer día, como para evitar contagios.

Antes que nada, tener en cuenta estos tres primeros pasos para prevenir cualquier contagio

 Si tienes síntomas / tos, usa máscaras
Lávese las manos constantemente
Evita ir a lugares con gente

Para desinfectar la silla de ruedas siga las siguientes recomendaciones:

Limpieza sencilla y esterilizada después del acceso en silla de ruedas a lugares públicos
Presta especial atención al reposabrazos de contacto frecuente, límpielo y utiliza productos antibacterias
Limpie el chasis con un paño húmedo e incluso con gel antibacterias
Limpie los aros de propulsión y yostick en caso de sillas de ruedas eléctricas

En caso de otro tipo de producto de apoyo, debemos tener en cuenta las mismas recomendaciones y desinfectar partes del producto con el que tenemos contacto, sobre todo cuando se hace uso en lugares con público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *