¿Qué ha sido de la ‘niña pelota’? La joven Qian Hongyan pasó grandes dificultades en su infancia, siendo abandonada por sus padres y viéndose obligada a andar con una pelota como piernas, hoy sin embargo, la historia es muy diferente

Qian Hongyan, hace diez años, desplazándose con una pelota como piernas
Qian Hongyan, hace diez años, desplazándose con una pelota como piernas

La historia de Qian Hongyan, la niña que hace diez años fue catalogada como la ‘niña pelota’, es todo un ejemplo de esfuerzo y superación. La pequeña, abandonada por sus padres biológicos, fue adoptada por una humilde familia que no tenía suficiente dinero para poder comprar prótesis especiales para caminar.

Qian Hongyan en la actualidad luciendo sus nuevas prótesis |Foto: Youtube

Sin embargo, su abuelo, lejos de quedarse de brazos cruzados, decidió hacer todo lo que estaba al alcance de su mano. Por ello, cortó una pelota de baloncesto para que con dos asas de madera su nieta pudiera desplazarse.

Muchos solían llamarla ‘Basketball Girl’ (Chica baloncesto) en la provincia de Yunnan, quienes la recibieron con mucho amor y cuidados cuando fue adoptada por su nueva familia.

Las imágenes de Qian con la pelota de baloncesto, rápidamente se hicieron virales por lo que la familia comenzó a recibir miles de donaciones para que la pequeña pudiera viajar a Pekín en el 2007, para poder recibir prótesis especiales para caminar.

La pequeña, que nunca sacó de su cabeza el deporte, logró ser Campeona Nacional de los Juegos Paralímpicos Nacionales en el año 2009, además de haber ganado varias medallas anteriormente.

Unos logros que llegaron gracias al esfuerzo y la disciplina de Qian, quién confiesa que no fue nada fácil adaptarse a la natación con sus nuevas prótesis. A pesar de ello, para esta joven «querer es poder» y así lo ha demostrado.

Diez años después de que su foto se viralizara, la joven se ha convertido en todo un ejemplo de superación. A pesar de ser abandonada y pasar por un sinfín de dificultades, hoy Qian es una gran deportista y luce unas preciosas prótesis en sus piernas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *