Connect with us

Experiencias Viajeras

El mejor ocio para personas con discapacidad en Brandenburgo

Publicado

el

Tres usuarios de silla de ruedas con el Quadrix en los bosques de Brandenburgo

En el anterior artículo sobre nuestro  Fam Trip por Brandenburgo  en el que os contamos nuestros dos primeros días, avisamos que el siguiente artículo, por este que os narramos, os íbamos a contar una de las mejores experiencias que hemos disfrutado para personas con discapacidad.

En el tercer día de nuestro viaje, nos despedimos del Seehotel Rheinsberg  para dar encuentro a nuestro nuevo destino, Erlebnisurlaub Schönbirken en Lindow.  Como ya os contamos, el Seehotel Rheinsberg es un hotel que tiene todas sus habitaciones adaptadas para personas con diferentes necesidades de accesibilidad. Además del paseo en el barco turístico totalmente accesible y la visita del Castillo de Rheinsberg.

grupo despidiéndose en el SeeHotel

Grupo despidiéndose en el SeeHotel

Camino de nuestra siguiente experiencia, paramos en el  Centro de Interpretación NaturParkHaus en Stechlin.  Pudimos conocer y disfrutar sensorialmente de la naturaleza de la zona. Desde el origen de los grandes bosques que rodea la región y los animalillos que en ellos viven, hasta como se formaron las decenas de lagos que allí se encuentran. Decir que esta experiencia la disfrutamos mucho con Nuria de Sixsense, ya que es ciega y nos enseña muchos detalles que se nos escapan y que obtienen mucho interés sobre la naturaleza.

Tras la visita al Centro NaturParkHaus, paramos a almorzar en el restaurante  Zum Birkenhof  en Burow donde pudimos degustar un menú especial que conmemora el 200 aniversario del nacimiento de  Theodor Fontane.  Con una presentación y gusto muy recomendable para todos los públicos. El restaurante tiene baño accesible.

Y ya nos vamos acercando a la parte que estaba deseando de narrar. Siempre decimos que las personas con discapacidad, somos las que mejor conocemos nuestras necesidades y esto lo tuvo muy en cuenta el señor Tümmel. Él es el propietario de un camping que está terminando de hacer accesible y donde podemos disfrutar de deportes náuticos totalmente adaptados a personas que no tengan movilidad en las piernas, como la canoa-handbike. Este señor es parapléjico, y muy consciente de que el ocio adaptado es un nicho de mercado que no se está cubriendo y que es necesario.

Pero no solo tiene el camping, lo mejor viene ahora, construyó un hotel a pie de lago para que las personas con discapacidad podamos disfrutar y sentir lo que seguramente jamás hayamos vivido.

El hotel se compone de diferentes habitaciones completas con cocinas incluidas, apartamentos con varias habitaciones, y zonas comunes. Una de estas zonas comunes era un gran salón donde se come junto al resto de huéspedes y tiene una cocina en la que podemos hacer de comer. A la noche pudimos disfrutar de una gran barbacoa que nos preparó el señor  Tümmel y su esposa.  Te sientes como en familia.

Todas las ayudas técnicas que puedas necesitar.

Además de tener en cuenta detalles de accesibilidad en toda su edificación, eso sí, pensado para personas con movilidad reducida, tiene varias habitaciones-taller donde almacena todos los productos de apoyos que podamos necesitar para que la estancia sea lo más cómoda posible. También dispone de todos los productos de movilidad para disfrutar a lo grande por los bosques de la zona.

Entre estos productos podemos encontrar varias handbikes con sus sillas compatibles, quads y lo mejor, Quadrix.  Estos últimos son como unas motos a 4 ruedas que reproducen a un bugui y que puedes disfrutar de la libertad y paisajes de la zona. Jamás había disfrutado tanto de la naturaleza como lo hice con estos productos.

Fran y Kity junto al Quadrix

Fran y Kity junto al Quadrix

Durante la hora que duró nuestra salida, pudimos ponerlos al límite de velocidad y pasar junto a la orilla de los lagos que envuelve los bosques. Toda una gran experiencia que os recomiendo. Además que no es solo para personas con movilidad reducida, sino para todo el público.

Trás pasar dos días agradables, nos despedimos de la familia y pusimos rumbo de nuevo en transporte adaptado al aeropuerto de Berlín, que está aproximadamente a una hora.

Foto de grupo al terminar la estancia

Foto de grupo

Hay viajes que jamás pensarías que pudieras hacer, básicamente porque son zonas muy desconocidas pero con un encanto muy superior a las grandes ciudades y sobre todo con experiencias mucho más accesible y divertidas!

No te pierdas el sorteo que está aún en vigor para disfrutar de este mismo destino. +info aquí.

Banner sorteo

Banner Rehatrans
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Lo más leído hoy

Experiencias Viajeras

Brandenburgo, un destino pensado en las personas con discapacidad

Publicado

el

Es difícil acertar a la hora de elegir un destino donde podamos estar cómodos y no temer por las diferentes barreras que nos podamos encontrar. Brandenburgo no es que sea una zona accesible, sino que ha pensando estratégicamente en las personas con necesidad de accesibilidad, de tal modo que podemos encontrar recursos jamás visto en otras zonas de Europa.

Nuestro Fam Trip con los amigos de Equalitas Vitae y Nuria de Sixsense, se basaba en experimentar la accesibilidad, ofertas de ocio y culturales que ofrece las poblaciones de la región de Rheinsberg.

Transporte adaptado

Llegamos al aeropuerto de Berlín, donde nos esperaba Carlos, un colombiano a punto de jubilarse y que nos acompañó como traductor durante toda nuestra estancia. Allí permanecía dos furgonetas de transporte adaptadas para trasladarnos al hotel donde íbamos a pasar las dos primeras noches. Esas furgonetas, por cierto, muy cómodas y de propiedad del hotel para sus clientes, nos ofrecía la posibilidad de sentarnos en los propios asientos, ya que el lado derecho quedaba libre para las sillas y nos permitía la transferencia al sillón. Que por mi seguridad y comodidad, así hice.

Tras una hora de camino hasta los Lagos de Ruppiner, asombrado por las vistas y grandes bosques, llegamos al Hotel Rheinsberg. Durante la trayectoria, hicimos una parada en un centro de investigación e información de cigüeñas, donde pudimos conocer aspectos interesantes sobre esta especie de ave migrante.

Nada más llegar me di cuenta de que nos íbamos a encontrar con un hotel único, ya que en los jardines paseaban muchas personas en silla de ruedas o con productos de apoyo. Y efectivamente, nos encontrábamos en un hotel totalmente adaptado, muy pensado en movilidad reducida. Cuando digo totalmente adaptado, hablo de TODAS (más de 100) las habitaciones adaptadas y con diferentes configuraciones para que cualquier persona con diferentes habilidades o necesidades, pudiera tenerlas cubiertas.

La habitación está pensada para que cualquier persona pueda utilizarla de manera autónoma e independiente. Desde la apertura de la puerta de forma automática, hasta la cama articulada. Los mecanimos eléctricos como persianas y luces, estaban domotizados. El baño, según que habitación, tiene el espacio de ducha a cota 0 y bañera. Me quede impresionado en el detalle de la bañera para personas dependientes, ya que éste es bastante elevado, siendo poco práctico para cualquier persona, pero muy útil para que el cuidador no tenga que esforzarse tanto a la hora de asistir en el lavado. También disponía de un perchero accesible y el mobiliario adaptado.

El hotel dispone de un gran catálogo de productos de apoyo como grúas, asientos, sillas de baño, etc.

La primera cena, que esto si tenemos que contarlo, vimos como nos ubicaban en una zona «preferente» o alejada del comedor, ya que Nuria, de Sixsense, es ciega e iba con Oldo, su perro guía y por temas de normativas dentro del hotel e higiene por tener parte de la cocina en el comedor, no podía estar con Oldo.

Lo aceptamos, porque sinceramente, estábamos incluso más cómodo y el lugar era más acogedor, pero si es cierto que nos sorprendió. A todo esto, se come muy bien en el hotel.

Segundo día y ¡listo para navegar!

Después del primer desayuno con quesos de la zona (soy muy quesero) y unas preciosas vistas junto al lago, nos lanzamos a disfrutar nuestra primera experiencia en Rheinsberg, paseo en un barco turístico por los lagos de Ruppiner.

Os había contado anteriormente que estábamos en un hotel totalmente adaptado y que la mayoría de sus huéspedes, eran personas con discapacidad. Esto, y con una gran visión en cuanto a oportunidad de negocio, lo puso en marcha el propietario del barco en el que nos montamos, ya que es el único barco de la zona que tiene un baño totalmente accesible y un elevador para subir a la parte descubierta del barco, para así poder disfrutar de sus vistas. Decir que Nuria nos lo recomendó para que disfrutáramos también del ambiente y de su otra forma de «ver».

El viaje dura aproximadamente 2 horas y atraviesa varios lagos. Durante el recorrido pudimos ver diferentes pueblecitos y zonas recreativas en las orillas de los diferentes lagos. Decir que la zona tiene aproximadamente unos 150 lagos. Disfrutamos a lo grande del paseo, porque era la primera que vez que lo hacíamos los silleros en una ubicación privilegiada.

Tras la navegación, nos desplazamos a un restaurante junto al embarcadero para comer. Aunque no disponía de aseo accesible, pudimos disfrutar de un buen almuerzo con platos tradicionales de la zona.

En el lugar que estábamos, se encontraba el Castillo de Rheinsberg, que fue habitado por el Rey Federico II. Un precioso Castillo en un lugar mágico que te trasladaba a la época. Un Palacio, que así también lo identifican, que también usó su hermano Enrique durante gran parte de su vida y que sirvió para establecer grandes acuerdos a beneficio de la ciudad. Todo el Palacio era totalmente accesible para las personas con movilidad reducida. La gran parte a cota 0 y para acceder a las diferentes plantas disponía de un ascensor (para que luego digan que no se puede tocar el patrimonio..). Os dejamos algunas imágenes para que podáis ver todo aquello que nos maravilló.

Después de hacernos muchas fotos durante la visita y junto al lago, nos dirigimos a otro restaurante de la zona para seguir probando platos de Rheinsberg. No tengo problemas con la comida, por tanto me gusta probar platos nuevos y así disfrutar al máximo del lugar que visito.

En el siguiente artículo os contaré las instalaciones del hotel y el tercer día por Brandenburgo. ¡No perdérselo porque viene lo mejor!

 

Continue Leyendo

Actualidad

Brandenburgo, destino accesible para todos #SORTEO

Publicado

el

Como en la anterior ocasión, en el que viajamos a la zona del Palatinado (Sur de Alemania) para conocer el turismo vitivinícola, una experiencia única y 100% recomendable, iremos a conocer la Región de los Lagos de Ruppiner en Brandenburgo, un destino que ofrece cantidad de actividades al aire libre inclusivas.

Esta aventura, que experimentamos a principios de mayo con los amigos de Equalitas Vitae (Izas y Fran, parapléjico) y Nuria (persona ciega) de Sixsensentravel se sortea para dos personas.

La Región de los Lagos de Ruppiner en Brandenburgo, está a poco más de una hora de la capital germana, Berlín. Ideal para programar aquellas escapadas y completarlas con aventuras únicas que nos ofrece esta Región.

Handbike, canoa, buggy, Quadrix, casas navegantes y mucho más, serán las experiencias que se podrán disfrutar en los más de 150 lagos y entornos de la zona  de Brandenburgo.

En estos dos artículos resumimos nuestra grata experiencia por la zona de Brandenburgo.

Gracias a Turismo accesible de Alemania se va a SORTEAR un viaje a la zona de los lagos en Brandenburgo para 2 personas. Este viaje incluye:

  • Vuelos ida/vuelta
  • Alojamiento 2 noches con desayuno en hotel.
  • Una noche en apartamento
  • Traslados durante el viaje en vehículo adaptado.

Si queréis ser los ganadores del mismo viaje que vamos a realizar, solo tenéis que entrar en la página del sorteo Brandenburgo accesible y participar cumplimentando el formulario

foto sorteo. Aparece dos handbike en un embarcadero de un lago

Continue Leyendo

Experiencias Viajeras

Fam Trip inclusivo por el Palatinado – Sur de Alemania – Día 2

Publicado

el

Seguimos con el Fam Trip por el Palatinado en el Sur de Alemania con ganas de disfrutar lo que nos tenían preparados para este segundo día.

Segundo día por el Palatinado

Quizás puede ser el día que más sensaciones especiales haya vivido en este Fam Trip y no son por los destinos que íbamos a conocer, sino COMO lo íbamos a conocer.

Os había contado en el primer artículo que íbamos acompañados de más compañeros, Fran e Izas de www.equalitasvitae.com y Nuria de Sixsense. Nuria es ciega y tiene desarrollado muchísimo más el resto de sentidos, cosa que me entusiasmaba llevarlo a la práctica.

Fuimos al Jardín de Hiervas Klostermühle. Es para Nuria como para nosotros ver la Sagrada Familia, algo maravilloso y que disfrutamos muchísimo.

El lugar era un antiguo monasterio con murallas y su actual dueño quiso mantener y recuperar la esencia de aquel entonces con la plantación de todo tipo de hierbas aromáticas y medicinales.

Nos sorprendió mucho la variedad de lavanda (45), una planta que personalmente me gusta mucho. Además de lavanda, había una cantidad de hiervas que fuimos oliendo y tocando. Quiero resaltar y gracias a la asistencia de Nuria, que potencié muchísimo más el sentido del olfato para entender todo lo que podría «ver» Nuria.

El lugar era precioso, un poco complejo para las sillas de ruedas porque era graba y césped, pero no imposible de manera autónoma. El resto, era todo accesible.

Tras una tapa con agua limonada que nos ofreció el dueño del jardín, nos dirigimos de nuevo a Sant Martin para almorzar.

El taxi adaptado, nos dejó de nuevo en Sant Martín, exactamente en la Taberna Alois Kie-fer, un bonito de lugar con decoraciones de racimos de uvas en todas partes. Decir que todo el pueblo tiene más o menos el mismo sistema de construcción y de ambiente.

Aquí, nos recibe la familia que gestiona la taberna para explicarnos un poco los platos tradicionales. Siendo el segundo día de la aventura, aún me costaba entender el inglés, menos mal que tenía a mis compañeros que están más acostumbrado al listening.

Pero de repente llega Mercedes, la mujer de uno de los dueños que es de Granada pero lleva más de 25 años allí. Un alivio para poder entender un poco más de la gastronomía de la zona y sus vinos.

En esta misma taberna, volvemos a ver las vinotecas como en el resto de bares y hoteles de la zona. Nos encantó un licor que nos ofreció y que todos nos llevamos una botella a casa, pero pagada!.

Sus instalaciones son totalmente accesible, incluye un baño totalmente adaptado para silla de ruedas.

Seguidamente nos volvimos a montar en el taxi adaptado y partimos a Edenkoben para conocer Villa Palacio de Ludwigshöhe.

Una Villa neoclásica y con decoración pompeyana. Pero yo iría un poco más allá, lo llamaría el Parador de los mares verdes, porque desde su balcón, se puede ver los viñedos que dan impresión de ser un mar verde.

Durante la visita al interior, tuvieron que ponerse las personas de a pie, unas «babuchas» grandes para no desgastar el suelo de madera.

La guía (en inglés), nos fue explicando la vida de Ludwig y su familia. En el tour por la Villa, pudimos ver lienzos en las paredes, parte de su mobiliario e incluso su baño. Las instalaciones eran accesibles para silla de ruedas y ascensores para subir plantas.

La siguiente visita que hicimos tras ver la Villa, fue las piscinas públicas de Maikkamer.

Cuando viajas sueles ver tipo de construcción diferentes a la de tu municipio, pero hay cosas que se te escapan de tu imaginación. Jamás pensaría en ver algo tan novedoso como estas piscinas. Son cubiertas por acero inoxidable y con unas atracciones acuáticas que cualquier niño y no tan niño quisiera disfrutar.

Un tobogán de 2 metros de ancho, rocódromo y de accesibilidad genial!. Tanto para movilidad en silla, como para personas ciegas. Usan una grúa para acceder a la piscina de manera manual, esto, aunque es fácil de usar, prefiero un sistema de elevación autónoma y que no tenga que depender de nadie. Le sugerimos algunos detalles en los vestuarios (como una camilla para cambiarnos) y quedaron encantados con nuestras sugerencias.

Nos quedamos con las ganas de darnos un chapuzón, pero otra visita nos esperaba.

Nos dirigimos a la oficina de turismo para conocer su accesibilidad y una guía nos acompañaría a enseñarnos el pueblo y algunas de sus bodegas.

En esta ocasión nos acompañó otra guía que también era Española y podíamos así entender un poco mejor las explicaciones.

Fuimos a diferentes bodegas probando sus vinos y tapas. La construcción de estas bodegas son muy parecidas a las casas y el entorno que crea es precioso. Casualmente se estaba vendimiando y pudimos ver las maquinarias agrícolas trabajar en las bodegas y campos.

También nos explicaron la curiosidad sobre la elección del vino de la eucaristías en la iglesia del pueblo.

Antes de irnos a cenar, fuimos a una última bodega que le rodea líneos de parras y que pudimos entrar con total normalidad. El tipo de terreno de estas viñas, nos permiten andar sin problemas a los usuarios de silla de ruedas.

Una vez más destaca lo moderno de las vinotecas con las construcciones de piedra y madera de las fachadas de las casas y bodegas.

Finalmente nos fuimos a cenar por todo lo alto con grandes bandejas de embutidos y vino en otra vinoteca. Como habréis visto, no paramos de comer y beber, muy tradicional en aquella zona.

Continue Leyendo

Lo más leído hoy