fbpx
SÍGUENOS

El Chano, «Que me haya quedado en silla de ruedas no quiere decir que me haya muerto»

Publicado

en

Vicente Yangüez, El Chano, afronta su nueva vida con la misma valentía que demostró en los ruedos durante más de dos décadas. Ha sido uno de los banderilleros más destacados de España y ha compartido cartel con figuras de la talla de Miguel Abellán, Manuel Díaz El Cordobés, Cristina Sánchez, Fernando Cepeda, David Mora o César Jiménez.

Tras una cogida el 13 julio de 2012 en la plaza de toros de Ávila que le produjo una fractura de la vértebra L1 y lesiones irreparables en la médula, fue consciente de que no podría volver a torear. Desde ese momento se centró en la competición deportiva y se entregó en cuerpo y alma en una dura rehabilitación con un objetivo: los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016.

Publicidad

Chano recuerda perfectamente ese momento. «Como si hubiese pasado hace cinco minutos», dice. De la enfermería le trasladaron al hospital de Ávila, donde le confirmaron el diagnóstico, y de allí al de Salamanca. La cogida fue a las 22.30 horas y a las 3.00 de la madrugada, Cristina ya estaba a su lado. Aquel día esperaba la llamada de su marido, «como hacía siempre después de torear», pero quien le llamó fue un compañero.

silla de ruedas karma

Cinco días después le trasladaron al hospital de Parapléjicos de Toledo. En los ocho meses que estuvo allí aprendió a tener el mayor grado de autonomía posible y decidió dedicarse al atletismo adaptado porque las carreras eran su otra gran pasión.

Publicidad

Encargó a Estados Unidos la silla para entrenarse y competir, pero mientras la esperaba un amigo amputado que vivía en Toledo le dejó probar su handbike de paseo y le encantó. «Sientes una libertad que no veas. Llevas un tiempo en silla de ruedas y te dejan pedalear y vas rápido», explica.

Empezó a entrenarse y el seleccionador nacional de ciclismo paralímpico, Félix García Casas, se fijó en él. Cuando le llegó la silla de atletismo ya era demasiado tarde, Vicente estaba enganchado al ciclismo y la dejó aparcada.

«Es muy cabezón y gracias a su cabezonería consigue sus retos», cuenta Cristina. Quizás fruto de esa cabezonería, de su afán de superación o del valor de quienes están hechos de otra pasta, a los cuatro meses de recibir el alta acabó decimoquinto en el Mundial. A los dos meses, fue cuarto en el Campeonato de España.

Su gran objetivo es disputar unos Juegos Paralímpicos, aunque ahora está centrado en sumar puntos UCI con la Fundación de Contador, que le acaba de fichar: «Es mejor que cualquier patrocinador».

Sus excompañeros de profesión son conscientes del esfuerzo físico y económico que está haciendo. Su handbike, por ejemplo, le ha costado 10.000 euros. Por eso han decidido no dejarle solo en su camino hacia Río 2016.

Fuente: [button link=»http://www.marca.com/2014/02/22/mas_deportes/paralimpicos/1393081421.html?a=47b9c57b8156021d9aae0bcefd61815e&t=1395095404" preset=»blue»]Marca[/[/button]strong>
Banner Rehatrans
Publicidad
Click para comentar

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deporte Adaptado

Desvelan las medallas paralímpicas de Tokyo 2020

Publicado

en

medallas paralímpicas de Tokyo 2020
Tokyo 2020

En el día que restan 365 días para la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, el comité organizador ha presentado en la ceremonia realizada con motivo del conteo final para que comience la justa olímpica, las preseas que se colgarán todos los deportistas que suban al podio.

Las 3 medallas de frente

Tokyo 2020

En dicha presentación que podremos ver en el video que abajo mostramos desde el perfil oficial de Twitter del organizador, vemos los 3 metales accesibles para personas con discapacidad visual con braille en el frontal con el mismo escrito.

En el costado se aprecia 3 identificadores para que permitirá a los atletas con discapacidad visual diferenciar entre el bronce, la plata y el oro. Con un punto el oro, dos la plata y 3 el bronce.

diferencias para personas ciegas del color de la medalla

Costado medalla | Tokyo 2020

Continue Leyendo

Accesibilidad

A la cárcel por construir una rampa para poder entrar en su casa

La orden de detención vino producida por no demoler la rampa edificada

Publicado

en

Carmen entrando en su casa gracias a la rampa que ella misma construyó

En noviembre de 2018, Carmen Raffernau de 72 años, fue notificada por el Juzgado de la Policía Local de Viña del Mar para demoler una rampa ubicada en la puerta de su casa, en Santa Inés (Chile), debido a una denuncia hecha por una vecina en la Dirección de Obras municipal.

La vecina, que construyó la rampa para facilitar su entrada en la casa, debido a que padece una tuberculosis vertebral, además de artrosis y diabetes. Carmen no pidió permiso para hacer la rampa, error que con el paso de los meses y falsas promesas, le ha provocado una reclusión nocturna de 15 días en prisión.

Carmen confesó a medios locales lo que debió vivir el viernes pasado, cuando la policía entró en su casa y se la llevó para hacerle cumplir la orden de reculsión nocturna. «Sentí golpear y eran carabineros que venían a buscar a mi mamá. Los tuve que hacer pasar porque ella no puede salir de la casa fácilmente y los carabineros al verla en silla de ruedas no podían convencerse que la orden era para una persona con movilidad reducida», sostiene Pabla, la hija de Carmen que vive con ella.

La orden de detención vino producida por no demoler la rampa edificada. «Todo se hizo para mejorar mi calidad de vida y poder desenvolverme de forma independiente, para poder ir a comprar y salir al hospital, pero esto ha traído puros problemas…», se lamenta la mujer, que lleva desde noviembre en contacto con el municipio para mejorar su situación, ofreciéndole ayuda, sin embargo ella ha seguido sufriendo las consecuencias de la construcción de la rampa.

«La alcaldesa dice que emitió un decreto donde se paraliza la demolición, pero era labor de ‘Grupos Prioritarios’ entregar la documentación en el Juzgado de Policía Local para evitar mi detención, lo que finalmente no ocurrió», explica la anciana, que ha demandado a la municipalidad por daños y perjuicios.

«Yo no voy a pagar la multa, pues no solucionará nada. Sólo desarmar la rampa evitaría el problema judicial, pero no lo haré porque eso implicaría quedarme encerrada en la casa», sostiene Carmen, que irá a la cárcel de no solucionarse el tema, por el mero hecho de hacer una rampa para personas con movilidad reducida.

Continue Leyendo
Publicidad
Publicidad
BANNER TRAVEL XPERIENCIE
Publicidad

Facebook

Lo más leído hoy