Ángela, una dependienta sin barreras Esta joven sevillana de 24 años, que trabaja en una de las tiendas de Álvaro Moreno, es un auténtico ejemplo de autonomía personal

Ángela dependienta en una de las tiendas de Álvaro Moreno.
Ángela dependienta en una de las tiendas de Álvaro Moreno. Foto: @AlvaroMoreno_

La historia de Ángela es de esas que te hacen reflexionar y pensar si realmente te estas esforzando lo suficiente en cumplir tus metas. Esta sevillana de 24 años, hace unos meses que se ganó un puesto en una de las ‘Tiendas con Alma’ que tiene Álvaro Moreno.

La joven fue contratada por la empresa como dependienta. Es ahí por lo que es noticia. Ángela tiene síndrome de Down y trabaja de cara al público reponiendo y ordenando las prendas de ropa de la tienda. Allí ella se dedica a lo que cualquier otra trabajadora, está todo el día de un sitio para otro intentando que todo esté impecable y que no le falte detalle a los clientes.

En una entrevista recogida por ABC Sevilla, Ángela mostraba toda la ilusión que le hace ser parte de una gran empresa y poder trabajar y sentirse completamente independiente.

Tras un complicado proceso de selección, de la mano del programo Fevida de la UPO, Ángela está disfrutando de esta oportunidad que se le da a jóvenes con discapacidad intelectual para que puedan encontrar un empleo. De esta manera, esta joven sevillana de Los Bermejales, fue elegida por la empresa de Álvaro Moreno para formar parte del equipo.

Sin embargo, esta no es la única joven con discapacidad que trabaja en una de las tiendas que tiene Álvaro Moreno repartidas por distintas zonas de la península. Ángela se suma a José Luis y José Ignacio, otros chicos con discapacidad que trabajan en Córdoba y Osuna en las tiendas de Moreno.

Una trabajadora más

Con esta preciosa iniciativa, la empresa intenta que estas personas no solo sumen a nivel laboral, sino también a nivel humano. La compañía ha subrayado la importancia que tienen para ellos la calidad humana en el trabajo y este tipo de personas guardan todos los valores que la marca busca en sus trabajadores.

A Ángela le gusta mucho su trabajo, tanto por su función, como por la buena relación que tiene con todos sus compañeros. Estos consideran a la joven como un “nexo” ya que une a todos en la admiración hacia ella por su fuerza de voluntad y el ejemplo de superación que supone su caso. Fuera del trabajo, esta enérgica joven no para y tiene tiempo incluso para hacer lo que más le gusta: bailar flamenco.

Como podemos ver, la empresa de Álvaro Moreno y Ángela han dado una lección de como se logra la verdadera inclusión laboral, ahora tan solo queda que el resto de empresas tomen nota y sigan los mismos pasos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *