Acuerdan acabar con espectáculos “denigrantes” como el de bombero torero

Persona con enanismo torero y bombero
Youtube: CMM

Los grupos parlamentarios han conseguido ponerse de acuerdo, y de forma unánime, acabarán con las humillaciones que sufren las personas con enanismo, considerando necesario realizar cambios normativos para impedir números bochornosos como el bombero torero.

Esta medida se ha llevado a cabo en la comisión mixta para la Unión Europea. Al suscribir una declaración institucional en la que han abogado por poner en marcha esas reformas legislativas para que no se lleven a cabo espectáculos que denigren a las personas con acondroplasia.

La acondroplasia es una discapacidad que afecta al crecimiento de los huesos y es causante de lo que venimos conociendo como enanismo. Los parlamentarios se han comprometido a poner en marcha un plan de inserción para estas personas puedan conseguir un empleo “digno y decente”.

Estos espectáculos aún siguen en funcionamiento por toda España, a pesar de que humilla la dignidad y los derechos fundamentales de estas personas con discapacidad. “Ser pequeño y tener unos rasgos característicos es sinónimo de risa, de mofa y de humillación”, ha afirmado Orviz, portavoz y asesor jurídico de la Fundación Alpe, quien ha recordado que cada año cientos de Ayuntamientos contratan estos espectáculos para sus ferias y fiestas, como algo “cultural, gracioso y divertido”.

“¿Creen que contrarían los Ayuntamientos estos espectáculos si en vez de por personas con enanismo estuvieran integrados por personas con discapacidad visual, intelectual o movilidad reducida?”, le ha preguntado Orviz a los parlamentarios, durante su comparecencia en la comisión.

Orviz ha añadido que ya el pasado mes de septiembre, cuando compareció ante el Parlamento Europeo, las instituciones se quedaron “impactadas” porque “no entendían cómo un país como España, referente en avances de derechos civiles y sociales, amparaba y regulaba” situaciones y espectáculos cómico-taurinos, donde se denigra la condición del enanismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *