fbpx
SÍGUENOS

Óscar Jiménez, el hombre que hará el Camino de Santiago en silla de ruedas con un fin solidario

Publicado

en

La vida de Óscar Jiménez tiene un antes y un después del 3 de marzo de 2012. Aquel día, con 33 años, entró en un quirófano del Hospital Comarcal de l’Alt Penedès para operarse de una hernia discal y ya nada volvió a ser igual. Según su relato -el caso se está investigando judicialmente- durante la intervención le reventaron el saco dural, “que es donde va el líquido cefalorraquídeo”, y terminó en una silla de ruedas. Ahora prepara el reto de hacer así el camino de Santiago con el objetivo de recaudar dinero para investigar las lesiones medulares.

“Me reventaron el saco, no se dieron cuenta en el quirófano y me mandaron a la habitación. Me quejaba y no me hacían caso, así que me dieron el alta a los 10 días con 40 de fiebre. El líquido me tocó muchas raíces nerviosas dentro de la médula espinal y me lesionó la columna. Estuve a punto de morir”, relata sin emoción, con voz resignada. “No podía moverme, no coordinaba bien los movimientos”, añade Óscar, que hace mes y medio se ha sometido a su séptima operación.

Publicidad

Toda esa historia la ha plasmado en un libro que ha sido un éxito de ventas en Amazon y cuya recaudación va íntegra a la asociación de niños discapacitados ‘Qui te a qui. País del cava’, de Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona), la localidad donde vive. La obra tiene un título de lo más descriptivo: Imposible, pero con ese negativo ‘im’ tachado. Un signo de su lucha diaria y de su temperamento optimista.

silla de ruedas karma

«O LEVANTAS LA CABEZA O TIRAS LA TOALLA»

Publicidad

“Te lo tienes que tomar de esta manera. Hay dos opciones: o levantar la cabeza o tirar la toalla. No hay más”, dice convencido Óscar, que hasta el día de la operación trabajaba como maquinista de excavaciones. Ahora es pensionista. “Llevaba una máquina de 100 toneladas para las obras grandes de AVE, autopistas, autovías….”, rememora nostálgico a la vez que añade que él no quiere ser ningún héroe. “Estar en una silla de ruedas con una lesión de estas características… es duro, no lo voy a negar. Pero intento hacer cosas para sentirme bien conmigo mismo, feliz, y ya está”, zanja.

Una de esas cosas es ese proyecto de recorrer en septiembre 700 kilómetros del Camino de Santiago en silla de ruedas: 100 kilómetros al día para terminar en una semana, durmiendo en los albergues.

Ahora busca patrocinadores que le ayuden a recaudar fondos para la investigación de las lesiones medulares en el Institut Guttman, “una referencia en Europa junto al hospital de parapléjicos de Toledo”. “Hoy por hoy, un daño de una lesión medular es irreversible, pero en los hospitales especializados hay muchísimas terapias e investigaciones. No quiero alcanzar un récord mundial de dinero, pero si recaudo un poquito para maquinaria de neurorehabilitación o bien para los investigadores, ya me quedaría más que contento”, asegura.

Subraya la importancia de máquinas como los exoesqueletos, que permiten volver a tener la sensación de andar. “Se pueden hacer muchas más cosas, pero faltan medios económicos y muchas de estas máquinas no están al alcance cualquiera”, lamenta.

De momento, ya ha conseguido el apoyo de siete comerciantes locales, que le suministrarán equipamiento deportivo, gafas de sol y comida para él y para un amigo, policía local, que le acompañará en bicicleta.

Óscar necesita también recaudar fondos para, al menos, alquilar un batec, una especie de añadido a la silla con una rueda adicional y que tiene una batería con una autonomía de 30 kilómetros que se puede cargar en cuatro horas. “Si hiciera 100 kilómetros cada día sin eso, acabaría en el hospital”, argumenta, a la vez que explica que donde no llegue la batería tendrá que avanzar con la fuerza de sus brazos.

Todo para ayudar a que la vida sea un poco mejor para gente como él, que vio cómo un día todo cambiaba para siempre.

Web: www.soyoscarjimenez.com

Banner Rehatrans
Publicidad
1 Comentario

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deporte Adaptado

Desvelan las medallas paralímpicas de Tokyo 2020

Publicado

en

medallas paralímpicas de Tokyo 2020
Tokyo 2020

En el día que restan 365 días para la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, el comité organizador ha presentado en la ceremonia realizada con motivo del conteo final para que comience la justa olímpica, las preseas que se colgarán todos los deportistas que suban al podio.

Las 3 medallas de frente

Tokyo 2020

En dicha presentación que podremos ver en el video que abajo mostramos desde el perfil oficial de Twitter del organizador, vemos los 3 metales accesibles para personas con discapacidad visual con braille en el frontal con el mismo escrito.

En el costado se aprecia 3 identificadores para que permitirá a los atletas con discapacidad visual diferenciar entre el bronce, la plata y el oro. Con un punto el oro, dos la plata y 3 el bronce.

diferencias para personas ciegas del color de la medalla

Costado medalla | Tokyo 2020

Continue Leyendo

Accesibilidad

A la cárcel por construir una rampa para poder entrar en su casa

La orden de detención vino producida por no demoler la rampa edificada

Publicado

en

Carmen entrando en su casa gracias a la rampa que ella misma construyó

En noviembre de 2018, Carmen Raffernau de 72 años, fue notificada por el Juzgado de la Policía Local de Viña del Mar para demoler una rampa ubicada en la puerta de su casa, en Santa Inés (Chile), debido a una denuncia hecha por una vecina en la Dirección de Obras municipal.

La vecina, que construyó la rampa para facilitar su entrada en la casa, debido a que padece una tuberculosis vertebral, además de artrosis y diabetes. Carmen no pidió permiso para hacer la rampa, error que con el paso de los meses y falsas promesas, le ha provocado una reclusión nocturna de 15 días en prisión.

Carmen confesó a medios locales lo que debió vivir el viernes pasado, cuando la policía entró en su casa y se la llevó para hacerle cumplir la orden de reculsión nocturna. «Sentí golpear y eran carabineros que venían a buscar a mi mamá. Los tuve que hacer pasar porque ella no puede salir de la casa fácilmente y los carabineros al verla en silla de ruedas no podían convencerse que la orden era para una persona con movilidad reducida», sostiene Pabla, la hija de Carmen que vive con ella.

La orden de detención vino producida por no demoler la rampa edificada. «Todo se hizo para mejorar mi calidad de vida y poder desenvolverme de forma independiente, para poder ir a comprar y salir al hospital, pero esto ha traído puros problemas…», se lamenta la mujer, que lleva desde noviembre en contacto con el municipio para mejorar su situación, ofreciéndole ayuda, sin embargo ella ha seguido sufriendo las consecuencias de la construcción de la rampa.

«La alcaldesa dice que emitió un decreto donde se paraliza la demolición, pero era labor de ‘Grupos Prioritarios’ entregar la documentación en el Juzgado de Policía Local para evitar mi detención, lo que finalmente no ocurrió», explica la anciana, que ha demandado a la municipalidad por daños y perjuicios.

«Yo no voy a pagar la multa, pues no solucionará nada. Sólo desarmar la rampa evitaría el problema judicial, pero no lo haré porque eso implicaría quedarme encerrada en la casa», sostiene Carmen, que irá a la cárcel de no solucionarse el tema, por el mero hecho de hacer una rampa para personas con movilidad reducida.

Continue Leyendo
Publicidad
Publicidad
BANNER TRAVEL XPERIENCIE
Publicidad

Facebook

Lo más leído hoy