“No me encuentro bien, pero voy a salir de esta” Meritxell, una vitoriana residente en Zaragoza, cuenta como siente, padece y añora, un paciente aislado por coronavirus

Meritxell, paciente de coronavirus
Meritxell, paciente de coronavirus

“La verdad es que no me encuentro bien. No tengo miedo, pero sí estoy algo asustada”, así comienza relatando Meritxell Ripoll, una madre de dos hijos, que se encuentra aislada y sola en casa por el dichoso COVID-19.

En un relato sacado directamente del corazón, Meritxell expone ante la cámara de su móvil lo que siente un paciente de coronavirus aislado en su hogar. “Oigo desde casa todos los días aplausos en los balcones, canciones, veo cómo llueve, veo el sol… Me encantaría salir y dar las gracias a la gente, decirle lo bien que se está portando, pero no puedo”, cuenta esta Vitoriana residente en Zaragoza.

Los síntomas del virus no siempre son leves en personas con bajo riesgo, sino que en algunos casos se agrava en cierta medida y puede causar algo como “una gripe de esas que te machaca”.

“A veces no puedo decirles ni como me encuentro porque quiero que estén animados. Yo se que no me va a pasar nada pero la verdad es esa, no me encuentro bien”, especifica apenada, a la vez que confiesa que “no tengo mucha fuerza de levantarme de la cama para ir a prepararme la comida” debido a los síntomas que ya repercuten su cuerpo.

“Vamos a salir de esta”

Meritxell, confinada desde el domingo y visiblemente afectada por la situación, cuenta lo muchísimo que echa de menos a sus niños, pero está convencida de que “vamos a salir de esta”. Por ello, apela al confinamiento y a seguir las ordenes marcadas por las autoridades para lograr frenar la epidemia. “Si seguimos contagiándonos unos a otros esto no va a acabar nunca”, relataba Meri.

Esta vecina de Zaragoza explica que sus pequeños, de 12 y ocho años, no entienden bien que es lo que está pasando. “Les da pena, me dicen que estoy sola, cuando todo pase se lo explicaré bien”, cuenta.

Al final del vídeo, Meritxell lanza un mensaje de esperanza: “Voy a salir de esta”. Ella sabe que todavía es pronto, que el confinamiento es largo y que aún quedan varias semanas de espera para volver a reencontrarse con los que más quiere, pero esa espera, sin duda, valdrá la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *