McDonald recauda más de 322.000 euros para los niños con enfermedades de larga duración

Familia
Celebración del McHappy Day de McDonald

La Fundación Infantil Ronald McDonald ha recaudado un total de 322.238 euros para las familias con niños con enfermedad de larga duración. Esta cifra fue recaudad a través de la celebración de un McHappy Day, una jornada solidaria en la que el 100% de las ventas del Big Mac se destinan a esta organización.

La empresa de hamburgueserías ha calificado la jornada de “éxito”. Esto ha sido gracias, según ha destacado, a la colaboración de todas las personas que acudieron a los restaurantes y apoyaron esta causa solidaria en favor de las familias de la fundación.

De hecho, destaca que los más de 322.000 euros recaudados en esta edición suponen un 10% más de lo conseguido en la edición de 2018.

Con lo recaudado, explica la fundación, se podrá mantener una Casa Ronald McDonald durante todo un año. Se trata de una vivienda en la que la organización acoge a estas familias que deben dejar su hogar para trasladarse temporalmente a otra ciudad en la que su hijo puede ser tratado de su enfermedad.

Pero, además de la recaudación obtenida durante McHappy Day y las donaciones que los clientes aportan a través de los kioscos de pedido instalados en los restaurantes, los restaurantes de McDonald’s en España han colaborado con la causa donando el 0,1% de sus ventas anuales para la puesta en marcha y mantenimiento de los programas de la fundación.

Nueva sala familiar en el hospital Vall D’Hebron

Por otra parte, la Fundación Ronald McDonald destaca que la jornada solidaria ha coincidido con la inauguración oficial de una nueva Sala Familiar en el área de Neonatología del Hospital Infantil Vall d’Hebron de Barcelona, siendo esta la Sala Familiar Ronald McDonald más grande de Europa.

Se espera que en el primer año esta sala sea utilizada por más de 800 familias y cerca de 2.000 personas entre adultos y niños. Todo ellos podrán disfrutar de manera gratuita de sus servicios para descansar, trabajar, comer, estar en familia o relajarse.

Tal y como explica la organización, el nuevo espacio cuenta con 350 metros cuadrados y dispone de cocina y comedor, duchas, taquillas, acceso a Internet, salas de descanso, zona de estar con televisión, zona de lectura, sala de lactancia y un área de actividades y juegos para los hermanos de los niños ingresados.

“Cuando las familias entren a esta sala familiar queremos que olviden que están en un hospital. Los neonatos pasan muchos días hospitalizados y esta sala va a ser un auténtico respiro para los padres a solo unos metros de distancia de su hijo”, ha explicado la presidenta de la fundación, Blanca Moreno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *