Connect with us

Historias de Superación

La dura historia de superación de Mafalda Carbonell

La pequeña sufre un síndrome cínico que afecta a uno de cada 3.000 nacimientos

Publicado

el

Mafalda durante su entrevista en 'El Hormiguero'

Este miércoles, el programa ‘El Hormiguero’ recibía en su plató a Inma Cuesta y Mafalda Carbonell, las dos actrices de la película ‘Vivir dos veces’. Las actrices acudieron al popular programa con el objetivo de revelar algunos de los secretos del rodaje, sin embargo, Mafalda tenía una historia con la que impresionar al mundo.

Publicidad

Mafalda es la hija del actor, cantante y humorista Pablo Carbonell, por lo que el Séptimo Arte siempre ha estado muy presente en su hogar. Sin embargo, su historia de vida personal podría ser el guion de una película llena de emoción, tragedia y final feliz tras una larga lucha.

La pequeña tiene un síndrome cínico que afecta a uno de cada 3.000 nacimientos. En concreto, Mafalda fue diagnosticada nada más nacer de artrogriposis múltiple congénita, una enfermedad que deforma notoriamente las extremidades del cuerpo. Las articulaciones afectadas presentan contractura o retracción en flexión o en extensión.

Estas anomalías suelen corregirse con escayola, pero los casos más extremos tienen que pasar por quirófano. Por suerte, así fue el caso de Mafalda, que pese a que todo parecía presagiar que nunca caminaría y tendría dificultades de movimiento, ha logrado que desde los 9 años de edad no quede nada de ese horror.

Mafalda puede caminar perfectamente por premieres y photocalls, y además, es bailarina, por lo que el movimiento para ella ya no es un problema sino todo lo contrario, es una de sus mayores virtudes.

La pequeña ha tenido que pasar en casi una decena de veces por quirófano. Siete de ellas fueron cuando aún era muy pequeña, pero aún así gracias a su incansable lucha, y aunque su diagnóstico perdura en la actualidad, ha conseguido cumplir su sueño de ser actriz.

Por ello, Mafalda quiso contar en el programa de Pablo Motos su increíble historia de superación, asegurando que «no se acuerda de nada», al tiempo que reconocía que no tenía ninguna secuela de aquello. Sin embargo, gracias a su esfuerzo y superación ante la adversidad «después de aquello, logré salir adelante«, decía la Mafalda.

Publicidad
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Fallece Súper Paco a sus 81 años

Paco Contreras comenzó a correr a los 60 años cuando le encontraron colesterol

Publicado

el

Noticia trágica la que se ha conocido este martes 22 de octubre de 2019. Paco Contreras, un hombre natural de Cártama (Málaga), ha fallecido a sus 81 años.

Conocidos por muchos, Súper Paco corrió el pasado mes de mayo la carrera 101 Kilómetros de La Legión de Ronda, una prueba que ha disputado en multitud de ocasiones. Era tanto la furor que creaba Paco, que cuenta con su propia página de fans en Facebook.

Aunque era conocido como Súper Paco, el siempre se ha considera «uno igual a todos». Un deportista diferente, que no utilizaba ropa técnica y que corría con sombrero de paja, pantalón vaquero y camisa de manga larga,.

A los 60 años, y debido a que le detectaron un alto nivel de colesterol en sangre, comenzó a dar paseos y a hacer ejercicio físico. Los paseos se convirtieron en largas carreras y comenzó a participar en pruebas en la provincia de Málaga, donde era un referente en el mundo del Ultratrail con sus dos palos como bastones de senderismo.

Súper Paco catalogaba las pruebas de 25 kilómetros como «menores», ya que eso lo hacía el una vez por semana. El mantenía su ritmo, fuera cual fuese la distancia, por eso salía beneficiado en las distancias largas.

Continue Leyendo

Actualidad

Muere Valentín García, un ejemplo de superación contra el cáncer #yomecuro

Al periodista madrileño cuando le diagnosticaron cáncer promovió un movimiento en las redes bajo el lema #yomecuro

Publicado

el

Se nos ha ido Valentín García. Ha fallecido víctima de un cáncer que padecía desde hace 22 meses. Al conocer su enfermedad Valentín García promovió un movimiento en las redes con el lema #yomecuro, una crónica personal de lo que ha vivido en ese tiempo y que ha llevado fuerza y esperanza a millares de personas, las que llenan a esta hora las redes de mensajes de pésame y de cariño.

Nacido en Madrid en 1967 y afincado en el barrio sevillano de Triana desde los 24 años, llevaba dedicado a la radio desde 1992, primero en Radio Sevilla de la cadena Ser y posteriormente en Canal Sur Radio. Valentín García plantó cara a la enfermedad. Con su crónica ayudó y se ayudó, combatió día a día el desaliento con el aliento que recibió de vuelta de sus miles de seguidores.

En su blog valentingarcia.com publicaba crónicas personales en las que narraba las sensaciones sobre su enfermedad sin restarle gravedad pero eligiendo siempre la actitud positiva a la hora de afrontarla. Este mismo año ha recibido el Premio de la Comunicación de la Asociación de la Prensa de Sevilla, el Premio Especial del programa ‘El público’ de Canal Sur Radio y el Premio Solidario de la ONCE.

El 28 de junio publicó una de sus última entradas, Estado de gracia se llama y escribe: “Desde que tengo cáncer, GRACIAS es la palabra más digo cada día. Seguro. Y me encanta, porque me siento a gusto mostrando gratitud a quien hace algo por mí”.

El director general de la RTVA, Juande Mellado, ha comunicado en Twitter la «pérdida irreparable» que supone el fallecimiento de Valentín García, al que se ha referido como un «periodista excepcional, amante de la radio y un ejemplo de fortaleza». La propia cuenta de la RTVA en la citada red social ha destacado que «hoy más que nunca nos queda tu lucha con la que has inspirado a tantos».

También se ha sumado a las condolencias la Asociación de la Prensa de Sevilla, que ha calificado a Valentín García como «un ejemplo de lucha, de compromiso y de amor por la vida» y ha animado a «mantener su legado de #yomecuro».

Desde el mundo de la política han expresado en las redes sociales su pesar por la muerte del periodista el presidente de la Junta, Juanma Moreno; el vicepresidente, Juan Marín; o el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, así como el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, o el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu.

Todos ellos han coincidido en subrayar su ejemplo de fortaleza y ganas de vivir en la lucha contra el cáncer desde que le diagnosticaron la enfermedad y en destacar que su legado con el movimiento #yomecuro siempre seguirá vivo.

Este lunes, desde las 10.00 horas, permanece en la sala 7 del tanatorio de La Paz, situado en la autovía de Madrid a Colmenar Viejo, salida 20. Se celebrará una eucaristía en la capilla de dicho tanatorio a las 20.45.

Continue Leyendo

Actualidad

Una enfermera da vida y alegría a ‘La Princesa del Mar’

La joven María Alonso se propuso hacer más ameno el paso por la habitación de una chica ingresada con el síndrome del cautiverio

Publicado

el

Maria Alonso

«Hoy he tenido un turno en UCI duro, no físicamente, pero sí mucho psicológicamente. Estoy triste, es difícil que estas cosas no te afecten», así ha comenzado un hilo de twitter María Alonso, joven enfermera gaditana del Servicio Andaluz de Salud de la Junta de Andalucía.

La profesional ha realizado una historia emotiva sobre su vivencia este pasado jueves, la cual se ha viralizado en pocas horas, siendo compartida por miles de personas.

María ha indicado que le ha tocado atender a una «paciente joven, tiene mi edad o poco más, quien tras un daño cerebral ha desarrollado el síndrome del cautiverio. Es decir, esta tan consciente como tú y yo, pero no puede moverse, ni hablar, ni tragar, ni siquiera respirar o pestañear. Está atrapada en su cuerpo. Una auténtica pesadilla».

Añade que «respira a través de un respirador y una traqueotomía. Y a pesar de que ve, nos vemos obligados a cerrarle los ojos con parches porque, al no poder pestañear se le secan y se le hacen heridas en las córneas».

«Técnicamente no requiere muchos cuidados más que aspirarle la saliva de vez en cuando porque no puede tragar. Higiene básica, cuidados de la traqueotomía, un catéter con un par d percusiones, prevención de UPP… nada de una dificultad técnica excesiva para mí», asegura la enfermera.

«Psicológicamente… uff, me imagino en su piel y me parece un horror. Así que lo primero que hice esta mañana al entrar en su habitación fue presentarme. No sé si estaba despierta o dormida, pero si estaba despierta y me escuchaba trasteando por allí, quería que lo supiera».

«Cuando luego entramos a lavarla volví a presentarme, por si antes estaba dormida, y también para que me escuchase la voz. He intentado avisarla cada vez que le tocaba para que no se asustaste. Le he intentado aspirar la saliva de la boca con una sonda, ‘venga, como en el dentista’, no le ha gustado mucho, y ha movido un pelín la cabeza como negación, así que la he dejado en paz. Me he limitado a limpiarle la saliva que rebosaba».

«A media mañana lo he vuelto a intentar, le he explicado que le quería refrescar la boca con enjuague bucal, ponerle vaselina en los labios… y esta vez si ha colaborado. Le he aspirado e incluso ha abierto un poco la boca. Mientras tanto me he fijado que tenía un tatuaje de una huella d perrito, así que he asumido que le gustaban los animales, y le he contado que a mi también me encantan. Además, tenía otro con la palabra ‘suerte’, pero he preferido no decir nada de ese, la verdad», ha relatado la gaditana.

Para hacer más amenos sus visitas a la habitación donde permanece ingresada la chica, indica que ha esperado «hasta que ha entrado su familia para preguntarles que música le gusta, de que trabaja, o que le gusta… para poder hablarle de algo que le parezca mínimamente interesante».

«A última hora que estábamos las dos solas, he aprovechado el momento de ponerle colirios para hablarle de cómo adoptamos a mi perro. Y lo mal que lo pasé cuando nos vimos obligados a sacrificarlo trece años después. Ella pasó por lo mismo hace un año, así que se que nos entendemos mutuamente. Le he pedido que moviese algo si quería que le siguiera contando cosas de mi mascota, no vaya a ser que la estuviera aburriendo y no le interesara mi vida. Me ha movido los dedos del pie izquierdo (milimetricamente), y aquí estoy, llorando de la emoción. Le he dicho que el domingo le contaré más cosas»

«Le he sugerido a su familia que le compren audiolibros porque le encanta leer. Me parece una buena manera de rellenar sus interminables horas. Y ahora estoy aquí buscando info sobre la comunicación aumentada y BCI. Os lo he avisado, un día duro».

Tras publicar estos tweets, María Alonso indica que está «totalmente abrumada y emocionada por las muchísimas reacciones que ha tenido este hilo. No era para nada mi intención, solo quería desahogarme. Muchísimas gracias a todos los que me decís cosas tan bonitas. Quiero aclarar que no soy santa, ni ángel, ni nada por el estilo, solo una persona normal con una profesión muy bonita, en la que intento tratar a los pacientes como me gustaría que me tratasen a mi. Por desgracia esto no es siempre posible por los medios y las cargas de trabajo que tenemos. Me alegro haber visibilizando nuestra labor que en muchas ocasiones no se ve reconocida. Tampoco soy enfermera de UCI, estoy ahí de rebote, a años luz de mis compis. No soy una enfermera ejemplar porque tengo muchos defectos y me equivoco, como humana que soy. Me han sorprendido tantas reacciones, y a la vez me ha dado pena porque me ha hecho ver que lo que para mí es lo normal, para otros no lo es tanto».

Alonso añade que «a todos los que decís que queréis ser una enfermera como yo, un consejo, tratad a vuestros pacientes como os gustaría que os tratasen. Una sonrisa o un minimo de charla no cuesta nada. Y a los que decís que ojalá hubiese más gente como yo en el mundo, espero que veáis que con pequeñas cosas hacéis mucho. Os ánimo a que lo intentéis. Muchas gracias a todos. El domingo se lo contaré a ella. La primera vez que tengo ganas de volver a la UCI».

Y el domingo llegó, y la familia de la joven con síndrome del cautiverio ha conocido la existencia de la publicación que se ha viralizado: «Acabo de hablar con mi paciente y sus padres. Les ha sorprendido muchísimo y creo que les ha hecho mucha ilusión. A su padre se le ha ocurrido la maravillosa idea de que a partir de hoy en vez de ser «la paciente» usemos el pseudónimo de #laprincesadelmar. Lo ha elegido ella misma, después de varias opciones a reaccionado a esta. Y ¿sabéis que? Ya no reacciona solo con los dedos de un pie, sino de los dos, y también varios dedos de ambas manos. Tanta energía positiva hace su efecto».

Continue Leyendo
Publicidad

Lo más leído hoy