La ‘Aspirina’ reduce el riesgo de sufrir un infarto tras la muerte de un ser querido Esta afirmación sobre la aspirina es fruto de un amplio estudio de dos semanas a 85 familias que acababan de perder un ser querido

aspirina
aspirina

Los betabloqueantes y la ‘Aspirina’ reducen el riesgo de sufrir un infarto durante un duelo, según ha puesto de manifiesto un estudio internacional. El estudio ha estado liderado por investigadores de la Universidad de Sydney (Australia) y ha sido publicado en el ‘American Heart Journal’.

“El duelo después de la muerte de un ser querido es una de las experiencias más estresantes a las que los humanos están expuestos. El mayor riesgo de ataque cardiaco tras la pérdida de un ser querido puede durar hasta seis meses”. Los expertos han demostrado que es posible reducir estas probabilidades de sufrir un infarto, sin interferir en el proceso del duelo.

Para llevar a cabo el trabajo, analizaron a 85 cónyuges o padres durante las dos semanas posteriores a la pérdida de su familiar. De ellos, 42 recibieron bajas dosis diarias de un betabloqueante y ‘Aspirina’ durante seis semanas, mientras que 43 recibieron placebos. La frecuencia cardiaca y la presión arterial se controlaron, y los análisis de sangre evaluaron los cambios en la coagulación de la sangre.

La aspirina redujo los picos de en la presión arterial

“El principal hallazgo fue que la medicación activa, utilizada en una dosis baja una vez al día, redujo con éxito los picos en la presión arterial y la frecuencia cardiaca, además de demostrar algunos cambios positivos en la tendencia a la coagulación de la sangre”, han dicho los expertos.

“Nos aseguraron que la medicación no tenía ningún efecto adverso sobre las respuestas psicológicas, y de hecho disminuyó los síntomas de ansiedad y depresión. De manera alentadora, y para nuestra sorpresa, persistieron niveles reducidos de ansiedad y presión arterial incluso después de suspender las seis semanas de betabloqueante y ‘Aspirina'”, han dicho los expertos.

Los autores reconocen que se necesitan estudios más grandes a largo plazo para identificar quién se beneficiaría más, sin embargo los hallazgos alientan a los profesionales de la salud a considerar esta estrategia preventiva entre las personas que consideran de alto riesgo de infarto durante un duelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *