¿Cómo debe ser un itinerario peatonal accesible?

Usuario silla de ruedas
Usuario silla de ruedas en itinerario peatonal | Freepik

Un  itinerario peatonal accesible  es aquel itinerario que no sea discriminatorio y permita la circulación de cualquier persona, independientemente del método que lo haga de manera autónoma e independiente.

Las características para que un itinerario sea accesible para todas las personas según la Orden VIV/561/2010, de 1 de febrero, por la que se desarrolla el documento técnico de condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados, són:

Deberá discurrir siempre junto a fachada o aquello que se identifique como separación de otras edificaciones o espacios urbanos (separación de jardines, etc).

Contará con un mínimo de 1,8m libre de obstáculos que permita girar, cambio de sentido y el cruce de dos usuarios de silla de ruedas (peatón que mayor espacio necesitan). Este itinerario carecerá de desniveles y escalones. En el caso de existir escalones o desniveles, se tendrán en cuenta las características para salvarlos de manera que el usuario pueda utilizar las  rampas  o cualquier otra solución de manera autónoma e independiente.

Se permitirán ancho de paso peatonal a 1,5m cuando éste sea en zonas urbanas consolidadas y no sea posible su ensanchamiento. Se tendrá en cuenta la normativa autonómica.

La altura libre de paso, será de 2,2m. Medida que se tendrá en cuenta para rebasar obstáculos como señales, letreros, balcones, etc.

Las pendientes que se permitirán, será la del 2% transversal (pendiente para que no se estanquen las aguas) y 6% longitudinal (pendiente que permite a un usuario en silla de ruedas o movilidad reducida, hacerlo de manera autónoma).

Cuando el ancho y/o morfología de calle  no permita realizar itinerarios peatonales accesibles, se podrá hacer  plataformas únicas. El pavimento será diferenciado entre el paso peatonal y el paso vehicular, teniendo preferencia siempre el peatón. Con esto conseguiremos crear espacios peatonales accesibles.

En cuanto a la iluminación de la calle, deberá contar con luces con un mínimo de 20 luxes y proyectada de forma homogénea, evitándose el deslumbramiento.

Además contará con una correcta señalización y comunicación que permita orientarse de forma eficaz durante todo el itinerario.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *