Campaña tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida

Pictograma silla de ruedas
Imagen licencia Bigstock TODODISCA

Una campaña de concienciación para aquellos conductores que no respetan las plazas de personas con movilidad reducida.

Son muchas las ocasiones en que los conductores o acompañantes y poseedores de tarjetas PMR, se encuentran con la situación de que otros conductores sin ella e incluso aquellos que usan tarjetas de familiares o amigos, ocupan las plazas PMR.

Según Real Decreto 1056/2014, de 12 de diciembre, por el que se regulan las condiciones básicas de emisión y uso de la tarjeta de estacionamiento para personas con discapacidad, se establece un mínimo de una plaza de aparcamiento reservada y diseñada para su uso por personas titulares de la tarjeta de estacionamiento por cada cuarenta plazas o fracción, independientemente de las plazas destinadas a residencia o lugares de trabajo. Estas plazas deberán cumplir las condiciones reglamentariamente previstas.

Los ayuntamientos, mediante ordenanza, determinarán las zonas del núcleo urbano que tienen la condición de centro de actividad.

DESTACADO:  Un juez permite vacunar a dos niños sin la autorización de su madre

Video realizado por Canal Sur, Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI-Andalucía) y la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía.

7 comentarios

  1. Soy usuaria de silla de ruedas,cuando voy al supermercado Lidl,siempre hay plazas de minusválidos ocupados por coches sin tarjeta.Cuando lo comunico a los empleados ,dicen que no pueden hacer nada,que la grúa no puede intervenir porque es un lugar privado.

    1. Debe existir una competencia para que cumplan la ley. Es un espacio privado pero de uso público, por lo cual debe gestionarlo de alguna manera alguna autoridad. Sería cuestión de que lo habléis con la policía local.

  2. El organismo que otorga las Tarjetas Especiales de aparcamiento (al menos en la Comunidad de Madrid) es el Centros Base, que ahora se las facilitan a cualquiera que se haya torcido un tobillo… o para la abuela, el niño, hasta los invidentes….los ves salir del coche andando sin ninguna discapacidad…. pero la tarjeta es perfectamente legal… la necesitan para llevar a la abuela al medico o al niño a al colegio… y así los verdaderamente necesitados nos tenemos que fastidiar… es una consecuencia del “buenismo” y de la falta de sentido común ¡¡¡

    1. No siempre las personas que tenemos las tarjetas, es precisamente que estemos totalmente impedidas, algunas tenemos una disfuncionalidad móvil de otra índole, por otras causas, incluso temporal, por lo que la tarjeta es temporal a próxima revisión.
      Actualmente puedo caminar al recuperarme, pero mis secuelas por los daños radioterápicos, quimioterápicos, además de una rotura de la cabeza tibial, me causó grandes estragos en mi movilidad, y a pesar de entrar y salir por mi propio pie al coche, en ocasiones necesito la aproximación de mi vehículo a donde quiero ir. Ello me ayuda al regreso a casa, al posible peso de compras que soy incapaz de portar, al cansancio extremo, o dolor, impidiéndome avanzar.
      La tarjeta la utilizo solamente si no hay más remedio, si hay sitio jamás la utilizo, y aunque no me haga falta a mí esas faltas, porque no vaya aparcar ese día allí y veo coches sin tarjetas llamo a la Policia local, para que denuncien. Suelo compartir las fotos de los cocjes en el face del pueblo, para al menos les dé vergüenza, y reivindico en el Ayuntamiento, las plazas eliminadas, o la posible eliminación por algún ajuste de circulación del pueblo.
      A pesar de necesitar la tarjeta parcialmente, y mis necesidades la requiera, en la próxima revisión dudo que me la concedan, porque tampoco valoran a personas como yo, no computan puntos por la parcialidad de la necesidad de ese elemento que nos da una mejor calidad de vida, por no estar en silla de ruedas, o con muletas, por tener “cierta movilidad”.
      No quiero ser, inhumana con los que sí van con silla, muletas y movilidades mucho mas reales, no me mal interpretes, lo mismo no me sé explicar. Ellos o vosotros, tienen más derecho que yo a ese servicio, y no privilegio. Tan solo digo, la situación física de muchos de nosotros al encontrarnos en medio de los dos puntos: tenemos movilidad para caminar, pero no lo suficiente como para que sea completa, y necesitamos, al menos yo, momentos que necesito de la tarjeta, y otros días, de esos buenos que alguna vez tengo, donde no necesito esa tarjeta.
      Quizás pagamos justos por pecadores, por el abuso de esas tarjetas sin miramiento.
      Te garantizo, cuando la uso, es por necesidad física y no por comodidad de tener un parquing privado.
      Espero haberme explicado, y no molestar a nadie con mi historia.
      Un saludo

  3. Podrá hacer más fuerza ante las autoridades competentes una organización que un particular… por lo tanto la respuesta de Todo Disca del 07/11/18 a las 3:39 pm debería ser actuar y no decir que sea el afectado el que tiene que buscarse la vida… Así nos va en este país…
    Debe existir una competencia para que cumplan la ley. Es un espacio privado pero de uso público, por lo cual debe gestionarlo de alguna manera alguna autoridad. Sería cuestión de que lo habléis con la policía local.

  4. Muchos discapacitados con reducción de movilidad no somos conductores, en mi caso mi marido me deja en la puerta de donde voy, para evitar sacar la silla eléctrica que pesa y el va a la plaza a aparcar, hay personas que no pueden andar más de 100 o 200 m y tambien necesitan la plaza no juzgamos a la ligera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *