Sanidad deniega 6.000 euros a una joven para tener una silla eléctrica

Janire en silla de ruedas
Janira | TribunaLibre

Janire de Vitoria, lleva ya más de ocho años utilizando una silla eléctrica que se le ha quedado pequeña. Esto la obliga a ir encorvada hacia adelante, además de heridas en los codos y las piernas del roce, tal y como denuncian sus familiares.

Su familia lleva todo el año movilizándose a través de actos benéficos con el fin de recaudar los entre 15.000 y 18.000 euros que cuesta una silla adaptada a su estatura.

En la actualidad, con el dinero recaudado, se encuentran a 6000 euros de poder adquirirla, pero critican que “Sanidad deniega ese derecho” a la joven.

Las alegaciones que presentan es que según su criterio “Janire es un peligro” cuenta su madre, puesto que en diciembre la joven sufrió una crisis compulsiva.

Por ello, su madre critica que Janire “lleva 11 años sin ninguna crisis”. Y esta fue debida a que la dosis de Depakine era baja, ya que el neurólogo no había subido la dosis.

Desde Tribuna Libre critican que es la persona más necesitada la que se enfrente a un sistema frío en el que solo es un nombre y un número, y que por eso muestran su solidaridad y apoyo “ante un sistema carente de humanidad”.

Por último, añaden para Sanidad “6000 euros son más valiosos que el bienestar de una joven y recordemos que su estado también se debe a una negligencia médica a su madre durante su gestación”.

1 comentario

  1. Me gustaría que hicierais un artículo donde se viesen las comparativas de las distintas autonomías y las presentaciones que allí se dan. No conocía que se pagasen prestaciones tan altas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *