fbpx
Connect with us

Sucesos

Muere de meningitis tras 75 horas atada en la unidad psiquiátrica

Publicado

el

Historia impactante la de Andreas Fernández González, una joven que falleció a los 26 años después una negligencia médica en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Andreas, como informa El PAÍS, sufrió una infección grave que no se diagnosticó ni trato de la mejor manera, ya que fue considerada paciente psiquiátrica.

Durante la mayor parte del ingreso, casi cuatro días, Andreas estuvo atada a la cama. Su familia no pudo visitarla porque el hospital no lo permitió. La última vez que su familia la vio con vida fue el lunes 24 de abril de 2017. La autopsia reveló que su muerte se produjo por una meninguitis linfocitaria sumada a una miocarditis

Aitana, su hermana, afirma que “Fuimos varias veces a urgencias porque ella tenía amigdalitis aguda y porque empezó a oír ruidos en su cabeza. Cuando vieron en los antecedentes familiares que mi madre tiene esquizofrenia, dieron por hecho que Andreas también tenía una patología mental. En realidad se estaba muriendo por una meningitis, que era la que causaba los ruidos que escuchaba. No hicieron nada para salvar su vida y por eso he denunciado a siete médicos por la vía penal, acusados de homicidio por imprudencia profesional grave”.

Tras lo sucedido, Aitana, de 23 años, presentó una denuncia tras la muerte de su hermana, tal y como recoge EL PAÍS. “Mi primer abogado quería ir por la vía administrativa. Decidió no aportar el historial clínico, por lo que la juez determinó que se trataba de una muerte natural y el caso se cerró. Pero yo quería ir por la vía penal”. Así, Aitana, junto a una nueva abogada, Alejandra Gutiérrez, consiguió que el caso se reabriese en febrero de 2018: “Entonces sí presentamos la historia clínica completa y pedimos que declarasen los siete denunciados”, señala la letrada.

silla de ruedas karma

El 24 de abril de 2017 fue el día que Andreas falleció. La joven, de 26 años, era licenciada en Psicología y estaba opositando. “A principios de abril mi hermana empezó a encontrarse mal. Yo estaba de viaje y me escribía whatsapps diciendo: ‘Aitana, estoy muy malina’. En el ambulatorio le diagnosticaron una amigdalitis aguda y le pautaron antibióticos. Cada vez estaba peor. Cuando volví de viaje, como en el ambulatorio siempre le decían lo mismo, fuimos a urgencias del HUCA”.

El martes 18 de abril fue el primer día que Andreas acudió al HUCA.  El informe médico de ese día apunta que tenía “fiebre y amigdalitis desde hacía dos semanas” y que estaba tomando amoxicilina. Además de tener picos de fiebre, el análisis de sangre mostraba valores muy por encima de lo normal de la proteína C reactiva, de los leucocitos y de los neutrófilos.

Ese mismo día, por la tarde regresa por la tarde porque “escucha ruidos”. El informe de esta segunda consulta en urgencias reitera la amigdalitis aguda y placas pustulosas, pero incluye los antecedentes psiquiátricos de la madre, esquizofrenia, y del padre, depresión mayor, de Andreas. Al día siguiente, 19 de abril, acude de nuevo al hospital por “cuadro de ansiedad”.

A las 22:58 horas del jueves 20 de abril Andreas ingresa de manera voluntaria en la unidad de psiquiatría del HUCA.  A la mañana del día siguiente, la joven dice que quiere marcharse del centro. La psiquiatra responsable del caso de Andreas considera necesario que siga internada por su estado de agitación, así que el ingreso se torna involuntario y se prescribe contención mecánica a las 13.38. Esta situación de privación de libertad se mantendrá desde esta hora hasta la muerte de Andreas.

El hospital comunica, el sábado 22 de abril, al juzgado de guardia el ingreso involuntario de la paciente a las siete de la tarde. Aunque esto, además de la contención mecánica, se había aplicado a las 13.38 del día anterior. Han pasado algo más de 30 horas, pese a que la ley obliga al hospital a informar antes de 24.

Un día después, el domingo 23 de abril de 2017, el forense de guardia visita a Andreas para valorar el ingreso involuntario y el lunes emite su informe favorable a la decisión del hospital. A primera hora de la tarde, Andreas entra en parada cardíaca y fallece a las 17:17 horas. El martes 25 la jueza firma el informe elaborado por el forense sin saber que la paciente había fallecido el día anterior.

Tras todo lo ocurrido y dos años después, la familia sigue a la espera del informe del forense. Como informa EL PAÍS, hay  siete médicos denunciados e investigados por “homicidio por imprudencia profesional grave” que ya han declarado en el juzgado.

“Hubo una dejación total de funciones. No es que pusiesen medios para ver qué le pasaba y aun así no diesen con la causa. Es que no le hicieron pruebas, a pesar de que ella siempre decía que tenía algo orgánico”, relata Aitana. “Cuando la gente sabe que una persona tiene un problema psiquiátrico, ya no la ve del mismo modo. Y los profesionales, tampoco. No es lo mismo que proteste alguien que no tiene nada a que lo haga alguien con un diagnóstico de psicosis. Le restamos credibilidad”, valora el psiquiatra José María Fernández.

Banner Rehatrans
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sucesos

Muere un joven esperando la ambulancia en Cádiz

El varón se encontraba tirado en el suelo durante horas, en estado presuntamente de embriaguez

Publicado

el

Ambulancia y agentes de seguridad
Foto: Jesús Catalán - elMira.es
En una primera intervención de los servicios sanitarios, horas antes de la muerte, el joven rechazó ser trasladado en ambulancia

El suceso ha tenido lugar a las 21:30 horas de la noche del viernes en la Plaza de la Estación, junto a la Estación de Trenes de Jerez de la Frontera.

Fallece un joven de unos treinta años de edad en plena vía pública, donde presuntamente llevaba tirado durante horas, habiendo sido atendido sobre las 14 horas de la tarde, negando ser trasladado al centro hospitalario. Ya, una vez anochecido, los vecinos vuelven a llamar a emergencias debido a que lo veían en muy mal estado, personándose en primer lugar la Policía Local.

Los agentes, según testigos presenciales, llamaron en varias ocasiones requiriendo ambulancia, tardando ésta en llegar más de 40 minutos, tiempo que permaneció el joven con vida, pero no resistió más y los servicios sanitarios no pudieron hacer otra cosa que certificar su muerte.

El joven presentaba un problema grave de respiración, y se vivieron momentos de tensión, ya que tras casi una hora no llegaba ambulancia alguna. Según indican fuentes fidedignas a elMIRA.es, cuando llegaron los servicios sanitarios, el joven ya se encontraba fallecido.

En el lugar permanecen agentes de la Policía Local, así como miembros del Cuerpo Nacional de Policía, en espera de que se proceda al levantamiento del cadáver.

Según ha podido saber este medio, el fallecido, natural de Chiclana, llevaba días rondando por la zona acompañado de sus maletas de viaje. A las 14 horas, desde un bar cercano llamaron a Emergencias debido al mal estado que presentaba, pero tras ser atendido no quiso ser trasladado al Hospital de Jerez, siguiendo en el lugar.

Ya por la noche, una nueva llamada alertó a las autoridades del estado de la misma persona. Agentes de la Policía Local son quienes han permanecido junto al joven hasta el momento del fallecimiento. Se desconoce en estos momentos la causa de la muerte.

Continue Leyendo

Actualidad

Fallece tras atragantarse con un trozo de tortilla en el Hospital

El fallecido había sido trasladado por la Policía a Urgencias del centro hospitalario jerezano por la fractura ósea de un pie

Publicado

el

El suceso ha tenido lugar en la noche del lunes 16 de septiembre en el Hospital Universitario de Jerez. Un hombre de 45 años de edad ha fallecido tras quedarse sin respiración tras atragantarse con un trozo de tortilla.

Había sido ingresado tras fracturarse un pie al intentar acometer un robo a las 15:30 horas de la tarde del domingo en Jerez, tal y como informó elMIRA.es.

El hombre, que ya había demostrado su agresividad a los agentes en la detención, durante su breve estancia en el Hospital también intentó atacar a una enfermera. Posteriormente, fue encontrado sin vida en su habitación.

Además del posible ahogamiento con el trozo de comida, elMIRA.es ha podido saber tras el análisis del cuerpo en el Anatómico Forense de Cádiz que el fallecido había consumido sustancias tóxicas, pudiendo haber afectado también en su muerte.

Hay que recordar que cayó tras subirse a un muro para intentar robar el marco de aluminio de una puerta de un bloque ubicado en la parte trasera de la barriada Estancia Barrera, precipitándose en una cuesta y provocándose la fractura en una de sus piernas, además de sufrir diversas contusiones.

Al lugar acudieron rápidamente unidades de la Policía Local, así como los servicios sanitarios, quienes lo asistieron en el lugar y lo trasladaron posteriormente al Hospital para realizar las pruebas oportunas.

Se da la circunstancia de que este individuo debía cumplir un arresto domiciliario, produciéndose un quebrantamiento de condena.

Continue Leyendo

Actualidad

Le certifican el 44% de discapacidad después de morir

Publicado

el

Mano en el aro de una silla de ruedas
Propulsión silla de ruedas | Envato

Un vecino de Valencia de 75 años, recibió la amarga noticia de que padecía ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica), enfermedad que le obligó a permanecer inmóvil en una silla de ruedas durante gran parte de su vida. Tras un empeoro progresivo, su familia pidió la revisión de su situación de dependencia, pero, desgraciadamente, su fallecimiento llegó antes que la resolución.

Para la sorpresa de todos, la Conselleria de Igualdad de la Generalitat Valenciana, que dirige Mónica Oltra, en este mes de septiembre 2019, la familia ha recibido una carta en la que se le otorga al fallecido la discapacidad del 44%, aún sabiendo la situación de que él ya había perecido meses antes, en marzo de 2019.

El expediente de éste hombre se ha acabado cerrando con su defunción, por lo que la familia no puede pedir ningún tipo de indemnización. La carta de la Administración reconoce finalmente, postmortem, que sufría “limitación funcional de extremidades por osteoartrosis generalizada de etiología (causa de la enfermedad) generalizada” por lo que se le reconocía “un grado de discapacidad del 44%”.

En todo caso, se le seguía negando la necesidad de la ayuda de una tercera persona para que lo atendiera, como habían reclamado los familiares.

Asimismo, la familia se encuentra en proceso de estudio sobre si iniciarán un proceso judicial contra la Administración autonómica por haber “permitido la degradación de una persona hasta su muerte, sin ofrecerle la ayuda que le correspondía”.

La ELA, Esclerosis Lateral Amiotrófica, es una enfermedad neuromuscular que cursa con una degeneración selectiva de las motoneuronas , las encargadas de innervar los músculos implicados en el movimiento voluntario.

La consecuencia es una debilidad muscular progresiva que avanza hacia la parálisis total del enfermo viéndose afectadas también la capacidad de hablar, masticar, tragar y respirar.

Continue Leyendo
BANNER TRAVEL XPERIENCIE

Facebook

Lo más leído hoy