La ludopatía, una enfermedad para una “incapacidad permanente absoluta”

ludopatia
La ludopatía es considerada una enfermedad para una incapacidad permanente absoluta

La ludopatía es considerada una enfermedad incapacitante y que puede provocar llegar a tener una incapacidad permanente en aquellos casos que le supongan un riesgo por su profesión (vendedores de cupones, trabajadores de casinos, etc), e incluso llegar a una incapacidad permanente absoluta en casos extremos en los que el paciente tenga graves trastornos psicológicos.

Esta patología consiste en la alteración progresiva del comportamiento por la que el individuo experimenta una necesidad incontrolable de jugar, por encima de cualquier consecuencia negativa.

La Organicación Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) la consideran una enfermedad. Esta se produce en los juegos que tienen capacidad adictiva, que son aquellos en los que transcurre poco tiempo entre la apuesta y el premio conseguido.

Jerónimo Saiz, miembro del Comité Ejecutivo de la Sociedad Española de Psiquiatría y patrono de la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental, explica que “el juego asociado a la ludopatía es el que tiene lugar en bingos casinos y juegos online”.

“El ludópata es como un drogodependiente que necesita el juego y hace lo que sea por jugar, es decir, convierte el juego en una primera necesidad urgente”, añade el especialista.

La Federación española de Jugadores de Azar Rehabilitados (Fejar) añade que el juego es patológico cuando  la persona piensa, vive y actúa en función del mismo. De esta manera, deja de lado o en un segundo escalón otros objetivos y necesidades.

Rasgos de adicción

Aunque la ludopatía sea una adicción que no tiene como referencia material una sustancia, el ludópata presenta los mismos rasgos que un adicto:

  • Repetición de una conducta o acción que resulta placentera y aumento de su frecuencia para obtener los efectos deseados. Diferentes sustancias químicas, como la dopamina y las endorfinas, actúan como estimulantes y refuerzan las conductas patológicas.
  • Pérdida de control de la persona derivada del fallo de los mecanismos cerebrales de inhibición de la conducta .
  • Aparición del síndrome de abstinencia si se interrumpe el hábito.

¿Se puede solicitar una discapacidad por tener ludopatía?

La ludopatía no está valorada como discapacidad, tendría que ser considerado como trastorno psiquiátrico. En casos extremos, pueden llegar a tener hasta un 65% de discapacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *