Kyle Maynard – “Sin Excusas”

0
303 vistas
- Publicidad -

Kyle Maynard es un joven americano que nació con una discapacidad llamada amputación congénita. Sus brazos acaban en los codos y sus piernas en las rodillas, pero eso no le ha impedido ser un excelente estudiante, mecanografiar cincuenta palabras por minuto o proclamarse campeón del torneo de Lucha Libre del estado de Georgia (EEUU).

Su actitud ante la adversidad y su voluntad por superar barreras han hecho de Kyle un icono de la superación personal y un ejemplo a seguir para todos.

El inicio en el deporte de Kyle comenzó cuando a los 11 años de edad decidió que quería luchar y un entrenador que le dio la oportunidad de probar. Después de perder todos los partidos en su primer año y la mayor parte de su segundo, Maynard, con su voluntad de hierro y sus padres que no le dejaron de apoyar, consigue ganar 36 partidos del equipo universitario en su último año, derrotando a varios campeones del estado durante su última temporada.

Maynard también comenzó el entrenamiento con pesas a la misma edad, y después de un comienzo muy modesto, alcanzó el título de “Teen fuerte del GNC del mundo” por el press de banca 23 repeticiones de 240 libras. En febrero de 2009, con correas de cuero y cadenas atadas a sus brazos, levantó con éxito 420 libras.

“Mi filosofía es simple: ¡sin excusas! (…) Porque aunque nací con las extremidades mucho más cortas que el resto de la gente, sé que no nací para ser inferior. Nací para triunfar. (…)” .

 En 2008, Kyle construyó y abrió su primer centro de fitness, sin excusas CrossFit.

Ha publicado un libro, “Sin excusas”, donde habla de su experiencia personal y de cómo se niega a que su discapacidad sea un obstáculo que le separe de sus sueños. El prólogo de la edición española corre a cargo de Irene Villa, que nos recuerda que no hay nada tan duro como para no poder superarlo ni excusas para no sobreponerse.

 

Más Vídeos

El último reto conseguido por Kyle Maynard ha sido escalar, sin la ayuda de prótesis, el Kilimanjaro, considerado el punto más elevado de África con 5.895 metros de altura. Con esta última hazaña ha querido demostrar que no hay obstáculos lo suficientemente grandes como para no conseguir lo que te propones y lanza un mensaje de optimismo y superación a todas las personas con discapacidad.

 Kyle Maynard

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here