Nuevo gobierno, mismas reivindicaciones