El suicidio asistido de María José Carrasco pasa a un juzgado de violencia de género

Change.org

El mencionado caso de la muerte de María José Carrasco, enferma terminal de esclerósis múltiple que se suicidó con la ayuda de su marido, Ángel Hernández, ha pasado a manos de un del juzgado de violencia de género, según ha adelantado ‘El País‘ a instancias del titular del Juzgado de Instrucción número 25 de Madrid.

Cabe recordar que Ángel Hernández quedó en libertad sin medidas cautelares tras comparecer ante en el juzgado, después de reconocer los hechos. El detenido manifestó que le había suministrado una sustancia para provocarle la muerte a su mujer porque se encontraba en fase terminal.

Sobre el detenido pesa una imputación inicial de la supuesta comisión de un delito de cooperación al suicidio y durante su comparecencia reconoció los hechos objeto de investigación. No se acordó ninguna medida cautelar para Ángel H., si bien tiene la obligación de acudir al Juzgado tantas veces cuanto sea requerido en el transcurso de la investigación judicial.

El propio juzgado se inhibió en el número 25, al entender que cualquier acto violento hacia una mujer por parte de su pareja o expareja debe ser considerado violencia machista, tal y como se recoge en la Ley de Violencia de Género y en la doctrina del Tribunal Supremo.

Esa doctrina marca que estos juzgados asuman la instrucción de diligencias sobre la muerte de una mujer en el que esté implicado la pareja o expareja pasa a este tipo de órganos, sin valorar la intencionalidad.

La abogada de Ángel H., Olatz Alberdi, explicó que van a pedir todos los atenuantes que sean posibles para evitar el ingreso en prisión de su representado y que solicitarán el indulto si es necesario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *