fbpx
Connect with us

Actualidad

El Alzheimer podrá detectarse hasta 34 años antes de sus primeros síntomas

Publicado

el

No es que el Alzheimer esté de moda pero sí, por el contrario, a la orden del día. Demasiado a la orden del día. Y quizá en sentido ascendente en cuanto a lo numérico. En cuanto al número de personas que lo padecen. 35 millones de personas viven o conviven actualmente con la enfermedad del Alzheimer. Un número altísimo. Esto ha llevado incluso a algunos expertos a referirse a una “epidemia mundial”. Un dato revela esta significación a tenor de una reciente estimación: “La prevalencia del Alzheimer se duplicará casi cada dos décadas”.

¿A qué podemos referirnos en términos esperanzadores? De entrada a la detección temprana. ¿Por qué? Porque la detección temprana facilita la atención más adecuada, más propicia, para también comenzar las intervenciones terapéuticas lo antes posible, a la mayor brevedad posible, casi de inmediato. Lo que propiciará que se alivien los síntomas.

Existe un refrendo, una postura, unánime: los investigadores están convencidos de que el alzhéimer comienza muchos años antes del inicio de los síntomas. Tan es así que investigaciones de veras emergentes han sugerido que algunos mecanismos cerebrales relacionados con el alzhéimer comienzan al menos 10 años antes del diagnóstico.

Con todo y con eso, aún no está definido exactamente en qué momento se producen estos cambios. He ahí la clave de todo. En un nuevo estudio, los investigadores se propusieron detectar «puntos de cambio» más precisos en la evolución de los biomarcadores del Alzhéimer, “identificando cambios en la neuroquímica y anatomía del cerebro que ocurren décadas antes de que los individuos experimenten cualquier síntoma de la enfermedad de Alzheimer”.

silla de ruedas karma

Laurent Younes, profesor y director del Departamento de Matemáticas Aplicadas y Estadísticas en la Universidad Johns Hopkins en Baltimore (EE. UU.) explica sus conclusiones en el artículo que aparece en la revista Frontiers in Aging Neuroscience. Se trata de una aportación de todas a todas. Y es que, para saber cuándo ocurren los cambios bioquímicos y anatómicos, los expertos revisaron los registros médicos de 290 personas con al menos 40 años de edad. Los científicos accedieron a los datos del proyecto BIOCARD, “que tiene como objetivo descubrir predictores de deterioro cognitivo.

La mayoría de los participantes del estudio tenían al menos un pariente de primer grado con Alzhéimer, lo que aumentó considerablemente el riesgo de desarrollar esta afección”. Cabe reseñar que los investigadores tuvieron acceso a las muestras de líquido cefalorraquídeo y escáneres cerebrales de resonancia magnética de los participantes, que habían recopilado cada 2 años entre 1995 y 2013 como parte del estudio BIOCARD. Durante el mismo período, los científicos de BIOCARD realizaron cinco pruebas estándar cada año, examinando la memoria, el aprendizaje, la lectura y la atención de los participantes.

Abordamos, por ende, un estudio serio y riguroso. Al comienzo del nuevo estudio, el equipo consideró que todos los participantes eran «cognitivamente normales», pero al final del período de estudio, 81 participantes habían desarrollado la enfermedad de Alzheimer. ¿En qué se basan las primeras afirmaciones? En los participantes que desarrollaron la enfermedad de Alzheimer, los investigadores encontraron signos de deterioro cognitivo entre 11 y 15 años antes de la aparición de cualquier síntoma. Primer subrayado interesante.

Primeras deducciones. Estos signos sutiles fueron visibles a partir de pequeños cambios en los puntajes de las pruebas cognitivas, pero los participantes no mostraron ningún síntoma en ese momento. Hay que decir que también encontraron niveles elevados de la proteína Tau, un biomarcador de la enfermedad de Alzheimer, en estos participantes.

De hecho, detectaron niveles más altos de esta proteína hasta 34 años antes de la aparición de los primeros síntomas. Suman y siguen. Porque además los niveles de una versión modificada de la proteína tau llamada «p-tau» aumentaron 13 años antes de que aparecieran los síntomas visibles de deterioro cognitivo. Finalmente, el equipo también utilizó algoritmos informáticos para rastrear los cambios cerebrales en los participantes a lo largo del tiempo. Los científicos asignaron números concretos a diferentes partes del cerebro y encontraron que la velocidad a la que cambiaba el lóbulo temporal medial era ligeramente diferente en los participantes con alzhéimer.

El lóbulo temporal medial tiene una asociación con la memoria, y los científicos notaron los cambios en esta región del cerebro de 3 a 9 años antes de que los participantes se volvieran sintomáticos. Michael I. Miller, coautor del trabajo, comenta: «Se pueden observar varias medidas bioquímicas y anatómicas que cambian hasta una década o más antes del inicio de los síntomas clínicos. El objetivo es encontrar la combinación correcta de marcadores que indiquen un mayor riesgo de deterioro cognitivo y usar esa herramienta para guiar las intervenciones futuras para ayudar a evitarlo».

En este sentido cabe insistir en que los expertos advierten que los cambios en el cerebro varían considerablemente de persona a persona y que la muestra del estudio era pequeña. Sin embargo, los resultados pueden conducir a mejores pruebas de diagnóstico, que podrían, a su vez, ofrecer mejores opciones de tratamiento. «Nuestro estudio sugiere que es posible usar imágenes del cerebro y análisis del líquido cefalorraquídeo para evaluar el riesgo de enfermedad de Alzheimer al menos 10 años o más antes de que ocurran los síntomas más comunes, como un deterioro cognitivo leve», concluye Laurent Younes

Banner Rehatrans
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Iñaki Urdangarín saldrá de la cárcel para ayudar a personas con discapacidad

Desde el comienzo de su pena se encuentra en «situación de aislamiento» por razones de seguridad

Publicado

el

Iñaki Urdangarin
Iñaki Urdangarin - REUTERS / Enrique Calvo / File Photo

El marido de la Infanta Cristina podrá salir dos días a la semana para ejercer tareas de voluntariado en una fundación dedicada a la ayuda a personas con discapacidad, tal como ha acordado el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Castilla y León.

El ex-jugador de balonmano ingresó en prisión el 19 de junio del año pasado y terminará de cumplir su pena el 9 de abril de 2024. Desde el comienzo de su pena se encuentra en «situación de aislamiento» por razones de seguridad, lo que le lleva a no mantener ninguna relación social excepto con los funcionarios de prisiones que le atienden y con su familia, cuando lo visitan. Un motivo que ha resultado determinante para que le concedan este permiso para salir de prisión eventualmente.

Cada día podrá realizar jornadas de voluntariado de ocho horas de duración en una Fundación con sede en Madrid, vinculada a una entidad religiosa, que desarrolla actividades «dentro y fuera del centro con ayuda en los procesos de movilidad de los usuarios discapacitados que necesitan ayuda en su vida cotidiana: paseos, piscina, fisioterapia y otras acciones concretas».

El abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, ha explicado este martes que el voluntariado que realizará su cliente, que le permitirá hacer salidas puntuales de prisión, se centrará en ayudar a personas con discapacidad y que, según la resolución judicial, se puede llevar a cabo a partir de este miércoles.

Hay que recordar que Urdangarin fue condenado a cinco años y 10 meses de cárcel en el caso Nóos por prevaricación, malversación, fraude a la Administración Pública, tráfico de influencias y delitos fiscales.

Continue Leyendo

Actualidad

Estas son las horas que debemos dormir en función de nuestra edad

La National Sleep Foundation recoge en un cuadro las horas de descanso recomendadas o que pueden ser apropiadas

Publicado

el

Tabla edades
National Sleep Foundation

El sueño es un indicador vital de la salud y el bienestar general. Pasamos hasta un tercio de nuestras vidas dormidos. Aunque se sabe que descansar bien es importante, muy pocos quieren o pueden hacer de esas ocho horas entre las sábanas una prioridad.

Algunos hábitos que interfieren en nuestra rutina de sueño son los estimulantes como el café y las bebidas energéticas, los despertadores y las luces externas, incluidas las de los dispositivos electrónicos.

Las necesidades de sueño varían según las edades y se ven especialmente afectadas por el estilo de vida, como los horarios de trabajo y el estrés.

El nuevo cuadro de la National Sleep Foundation (NSF) presenta rangos mínimos y máximos para la salud, así como ventanas «recomendadas». Sin embargo, es importante prestar atención a las propias necesidades individuales y evaluar cómo se siente cada uno con diferentes cantidades de sueño.

La organización recomienda prestar especial atención al estado de ánimo, energía y salud después de una noche de sueño pobre frente a una buena noche. Al igual que una buena dieta y ejercicio, el sueño es un componente crítico para la salud en general.

El panel revisó los rangos de sueño recomendados para los seis grupos de niños y adolescentes. Se ha agregado un nuevo rango, «puede ser apropiado», para reconocer la variabilidad individual en las duraciones de sueño apropiadas.

Tabla de horarios

National Sleep Foundation

Estas son las nuevas recomendaciones:

  • Recién nacidos (0-3 meses): el rango de sueño se redujo a 14-17 horas cada día (anteriormente era de 12-18).
  • Bebés (4-11 meses): el rango de sueño se amplió a 12-15 horas (anteriormente era de 14-15).
  • Niños pequeños (1-2 años): el rango de sueño se amplió en una hora a 11-14 horas (anteriormente era 12-14).
  • Niños en edad preescolar (3-5): el rango de sueño se amplió en una hora a 10-13 horas (anteriormente era 11-13)
  • Niños en edad escolar (6-13): el rango de sueño se amplió en una hora a 9-11 horas (anteriormente era 10-11)
  • Adolescentes (14-17): el rango de sueño se amplió en una hora a 8-10 horas (anteriormente era 8.5-9.5)
  • Adultos más jóvenes (18-25): el rango de sueño es de 7-9 horas (nueva categoría de edad).
  • Adultos (26-64): el rango de sueño no cambió y permanece de 7 a 9 horas.
  • Adultos mayores (65+): el rango de sueño es de 7-8 horas (nueva categoría de edad).

Para conseguir un mejor sueño, la NSF recomienda seguir estos simples consejos:

  • Mantén un horario de sueño, incluso los fines de semana.
  • Practica un ritual relajante antes de acostarte.
  • Practica ejercicio diariamente.
  • Procura mentener la temperatura, sonido y luz ideales en la habitación.
  • Busce un colchón y almohada cómodos.
  • Evita el alcohol y la cafeína.
Continue Leyendo
BANNER TRAVEL XPERIENCIE

Facebook

Lo más leído hoy