Demanda al hospital por no detectar que su hijo tenía Síndrome de Down

Mujer embarazada

Edyta Mordel de 33 años, original de la ciudad de Reading en Inglaterra, ha solicitado casi $250,000 como compensación al hospital. El motivo, el gasto que le supone criar a su hijo Aleksander, quien tiene Síndrome de Down.

La compensación económica se debe a que no detectaron que tenía Síndrome de Down hasta el momento de su nacimiento, lo que se conoce como “nacimiento ilegal”.

Su abogado, Clodagh Bradley, defiende que, si el hospital hubiera detectado la condición, le hubieran ofrecido un aborto a la mujer. Además, defienden que, tanto ella como el padre de Aleksander, Lukasz Cieciura, hubiesen decidido no tener al pequeño.

«Me aseguraron que el embarazo estaba bien»

Edyta, nacida en Polonia, declaró que durante la semana 12 de embarazo se le realizaron varias pruebas. Estas obtuvieron un resultado satisfactorio, por lo que pensó que le habían realizado todas las pruebas. “Me aseguraron tantas veces que todo estaba bien, que el embarazo estaba bien”, afirma.

Esta opinión, no es compartida por los abogados del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS), quienes han indicado que, en las notas médicas de Mordel viene marcada la opción “Examen de Down declinado”.

En estas notas, aparece también que, Mordel se encontraba “muy alterada y enojada” cuando el pequeño fue diagnosticado con Síndrome de Down.

Michael de Navarro, uno de los abogados del centro hospitalario, ha explicado que es muy común que mujeres embarazadas rechacen realizarse este examen una vez que se les dice que hay un 2% de riesgo de aborto espontáneo.

Afirma que siempre quiso recibir la prueba

Mordel, sin embargo, insiste en que siempre quiso recibir la prueba. Desde el hospital, defienden que las normas del NHS prohíben que se le vuelva a ofrecer una vez que se hayan negado a hacerlo, ya que sería interpretado como “acoso”.

Tal y como informa The Daily Mail, otras sentencias han tenido una resolución favorable en la que los padres han recibido millones en otros casos de “nacimiento ilegal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *