La joven, con una pequeña discapacidad psíquica, siguió a los jóvenes, «porque le conocía muy bien de vista». Los niños le llevaron a una zona boscosa próxima al parque, donde le esperaban tres menores más. Allí fue donde violaron y pegaron a la joven, además de filmar la agresión, tal y como asegura la policía.

Un perro alertó del suceso

Los ladridos de un perro alertaron a los vecinos de la presencia de la chica y de dos menores, que emprendieron la huida. Más tarde, la policía detuvo a los cinco sospechosos, todos ellos de nacionalidad búlgara y empadronados en Mühlheim.

Dos de los menores, al constatar que tenían 12 años, fueron entregados de inmediato a sus padres, ya que todavía no han alcanzado todavía la edad de responsabilidad penal, precisó a ‘Bild’ el portavoz de la policía Peter Elke.

Sin embargo, los otros tres, de 14 años, fueren detenidos y pasaron la noche bajo arresto, aunque fueron puesto en libertad tras prestar declaración.

Portada del diario alemán Bild, con tres de los presuntos violadores

Portada del diario alemán Bild, con tres de los presuntos violadores

 

«Una solicitud de detención no tendría en este caso ningún éxito. Debido a la legislación vigente, es muy difícil lograr prisión preventiva para sospechosos tan jóvenes», precisó un agente.