Anita Noriega, con parálisis cerebral, ayuda a su familia con la venta de sus cuadros

0
241 vistas
- Publicidad -

Cuando tenía cuatro años, Anita Noriega fue víctima de una negligencia médica que la dejó con parálisis cerebral. Ahora, con 31 años, desde su pequeño piso de La Corredoria, esta ecuatoriana que vive en Oviedo desde el año 2000 ha conseguido ayudar a su familia, acuciada por los problemas económicos y de salud, a través de sus pinceles: la venta de sus cuadros es uno de los apoyos económicos de una casa en la que sólo entra, de forma regular, el sueldo que consigue su madre, María Samaniego, limpiando como asistenta en distintos hogares de la ciudad. El padre, Nilo Noriega, en una silla de ruedas, no puede trabajar.

María Samaniego, su madre, tiene que levantarlos diariamente de la cama, a hija y marido y asearlos en una vivienda no adaptada. “El momento de asearlos para mí es muy complicado porque el cuarto de baño no está adaptado para minusválidos, con lo cual esto se convierte en una tarea muy difícil ya que requiere de mucho esfuerzo físico y también de mucho cuidado para que no se me caigan de las manos”.

[youtube height=”400″ width=”600″]http://www.youtube.com/watch?v=IwA8ZIWUMTQ[/youtube]

La historia de esta familia golpeada por el infortunio y del coraje con el que han hecho frente a sus circunstancias vitales ha salido del círculo de sus amistades y ha trascendido las fronteras del país, gracias al documental “Anita”, que fue dirigido por Alicia Presencio y rodado en diferentes partes de Oviedo. El corto ya consiguió el galardón al Mejor Documental y al Mejor Corto para el Público Online, en el Search Short Light Film Festival de Nueva Delhi (India). Además, la producción fue seleccionada para las secciones oficiales del Festival Internacional de cine solidario K&O Digital de Barcelona, del Rated SR Socially Relevant Film Festival de Nueva York, y del Navi Mumbai International Film Festival de Bombay.

“Curiosamente en los festivales españoles a los que presentamos el documental no logramos pasar ninguna selección”, comentó Alicia Presencio, estudiante de Comunicación Audiovisual de la Universidad Europea Miguel de Cervantes (Valladolid), que contó con la colaboración de su compañero de estudios Javier Grande.

Según Alicia, quien dirigió el corto en colaboración con el también alumno de la UEMC Javier Grande, conoció la historia de Anita gracias a dos amigos terapeutas ocupacionales que residen en Oviedo. “Ellos hicieron ejercicios para mejorar la calidad de vida de Anita, y la introdujeron en el mundo de la pintura como terapia”, explica la estudiante. La protagonista ya ha realizado una exposición de sus cuadros en Oviedo y, tras comprar Alicia uno de ellos, “fui a su casa, y su madre me contó la historia

El éxito del documental está teniendo un efecto beneficioso sobre su joven y luchadora protagonista, que se comunica a través de sus pinceles, ya que tiene dificultades para hablar. “Como madre me alegra mucho que Anita sea conocida en muchos lugares del mundo por su esfuerzo, valentía y perseverancia. Después de años que fueron muy duros ella está triunfando con este documental. Veo que aunque sea con muchas dificultades también puede vivir algo mejor la vida, y esto nos influye a toda la familia”.

“Está muy contenta, se le ve en su mirada y en su sonrisa en la que expresa su felicidad, porque se entera de todo. Su alegría y sus emociones, aunque no las puede comunicar hablando, las expresa con sus gestos, que lo dicen todo”, aseguró emocionada María Samaniego.

A ella le gustaría que con este inesperado brote de fama su hija “pueda vender más cuadros, porque ella no quiere depender económicamente de mí, pero sabe que con la crisis económica la gente tiene otras prioridades y eso algo normal”, afirma.

Fuente: Lne Asturias Mundial

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here