Este equipo de la danza en silla de ruedas de la Fundación Walk & Roll no sólo realiza las rutas por todo el país, también comparten sus historias de adversidad y cómo a través de la determinación y buen humor han conseguido su sueño de bailar. 

El grupo está formado por 7 chicas con discapacidad:

Chelsie Hill empezó a ir a clases de baile a los 3 años y a los 5 años ya estaba compitiendo a nivel regional y nacional. Ella continuó bailando hasta la escuela secundaria y llegó a tener una fuerte pasión por la danza a una edad temprana. 

Debido a un accidente de coche Chelsie quedó paralizada desde el ombligo hacia abajo (T10). Y gracias a conocer al resto de compañeras del grupo Chelsie dice ” este grupo de danza me ha demostrado que mis sueños pueden hacerse realidad”.


Ali Stroker

Ali ha sido actriz y cantante durante más de tres cuartas partes de su vida. Ella se graduó en la Tisch School of the Arts de la Universidad de Nueva York. Ali tiene una parálisis del pecho hacia abajo, y ha usado una silla de ruedas desde que tenía dos años de edad. Ella se esfuerza por inspirar a otras personas con discapacidades que quieren seguir una carrera en la actuación.

 

 Kaitlyn Staten

Kaitlyn comenzó a usar una silla de ruedas en diciembre de 2010. Antes de su accidente le encantaba practicar muchos deportes, correr es su favorito. Kaitlyn conoció a Katie, Chelsie y Mia  6 meses después de su lesión y se inspiró en ellas. Cambiaron por completo su opinión acerca de la danza y desde ese momento nunca miró hacia atrás. Estaba decidida a mantener su estilo de vida activo así que hizo del baile  su nueva afición y pasión favorita. 


Katie Estrella

Katie Estrella tuvo un accidente de equitación a los 11 años que la dejó paralizada de T7 hacia abajo. Antes de su accidente hacía paseos a caballo,  danza y fútbol. Así que, naturalmente, después de su accidente se preguntó cómo iba a seguir realizando las aficiones que ella amaba y ha descubierto que puede hacer todo lo que solía hacer, pero sólo un poco diferente. Ella todavía monta caballos, baila, y juega a deportes como el hockey sobre trineo. Vivir con una discapacidad hace que la vida tenga retos, pero lo que importa es como haces frente a esos desafíos. 

Maria Gast

Asa tiene una lesión a nivel L1 y el grupo de baile, dice que tanto la han enseñado que nada la detendrá. Las chicas del equipo no sólo han compartido su pasión por el baile con ella sino que también le han mostrado que la vida no se detiene cuando fallan tus piernas. 

 Kimberly Torreliza

Kimberly tuvo un accidente de coche que la dejó parapléjica T5. Después de su lesión consiguió superar las barreras para asistir a la Universidad Estatal de San Francisco, así como trabajar en su rehabilitación. Y decidió ayudar a la gente a través de sus experiencias propias a través de la Fundación y su grupo de baile. 

Edna Serrano

Cuando nació Edna le diagnosticaron un tumor neuroblastoma que estaba a nivel T 7 . Tuvo su primera operación a la edad de 1 mes. Ella creció usando silla de ruedas y ha aprendido a ser fuerte, a  sobrevivir y a no dejar que nada la detuviera.

 Fundación Walk & Roll

+Información sobre baile en silla de ruedas: Baile en Silla de Ruedas

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.