Adaptación coche para personas con discapacidad

0
8.165 vistas
- Publicidad -

Adaptar un vehículo es unos de los grandes retos en la movilidad para conseguir que nadie por el hecho de tener una condición especial se quede sin disfrutar del placer de conducir y transportarse.

Lo primero es saber lo que necesitas para que con total seguridad puedas conducir un coche. Saber el tipo de adaptación que necesitas y el catálogo que existe para ello, así sabremos elegir cual se ajusta a nuestras capacidades y bolsillo.

El médico del reconocimiento que debes de entregar en tráfico, dirá junto a tus capacidades, las adaptaciones más recomendable para su utilización. Aro en el volante, leva al volante, pomo detrás del volante, palanca anclada al suelo, si eres tetrapléjico, etc. Hay dos opciones de adaptaciones, electrónica y mecánica. El sistema mecánico es más barato que el sistema electrónico, porque no se necesita de centralita, ya que éste (electrónica) convierte el acelerador de pie a un acelerador de mano sin necesidad de varillas atadas al pedal, consiguiendo una aceleración más suave y teniendo menos piezas instaladas por el habitáculo del coche. El freno por normativa siempre es mecánico.

Para aquellas personas el cual le falta algún miembro, existen cambio de situación del pedal de acelerador sin eliminar el existente (duplicado en coches automáticos), y para miembros superiores que le falten un sólo brazo o mano, hay un pomo con telecomando para poder utilizar los instrumentos del coche sin soltar el volante, una maniobra obligatoria por industria y tráfico.

Para las personas con tetraplejía existen unos mandos y pomos especiales que le facilitan la conducción del vehículo. Estos suelen ser electrónicos por la eliminación de resistencia en la palanca de empuje y facilidad del manejo. En los propios mandos aceleradores y freno, lleva los instrumentos del coche (claxon, intermitentes, luces), que así lo recoge la normativa. Para utilizar los instrumentos en aquellos tetrapléjicos severos, existe también el Yoystick para manejar volante, aceleración y freno, cómo si manejáramos una silla eléctrica. También se puede añadir comandos por voz para la utilización de intermitentes, claxon, luces, etc. Los pomos lo podemos encontrar de dos puntas y tres puntas, siendo este último el que más seguridad ofrece por sujetar la muñeca.

Siempre homologados

Por último, cabe recordar que todos los dispositivos que incluya el coche deben estar homologados. Es importante, por ello, realizar la adaptación en talleres que aporten garantías de homologación, pues sin ellas no se podrá conducir ese vehículo. No dejemos que todo el esfuerzo en adaptar el coche para sentir el placer de la conducción haya sido en vano.

Próximamente hablaremos sobre la accesibilidad al vehículo. Rampas, plataformas, tabla de transferencias, sillones giratorios, coche integra, etc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here