Muchos expertos en salud están de acuerdo que la dieta y el ejercicio adecuados son dos de las claves para perder peso y mantenerlo alejado. Para las personas con discapacidad , ser sedentario e incapaz de hacer ejercicio es a veces una triste realidad, lo que puede hacer que adelgazar sea un desafío real. Con orientación, paciencia y mucha fuerza de voluntad es posible que los discapacitados puedan controlar su peso sólo con una dieta.

Instrucciones

  1. Calcula tu tasa metabólica de descanso (Shapeup.org) para obtener una estimación del número de calorías que necesita tu cuerpo cada día en reposo. Reduce tu ingesta de calorías diarias lo más cerca posible a este número.
  2. Comienza a mantener un diario de comida. Anota todo lo que comes justo después de las comida para que no se te olvide.
  3. Supervisa tu dieta. Elimina las calorías sobrantes evitando tomar productos con azúcar y con harina refinada. Incorpora a tu dieta más frutas, verduras y cereales integrales. Proponte ingerir menos calorías de las que quemas.
  4. No te restrinjas las comidas que te gustan, sólo debes comerlas con moderación. Evita comer aperitivos inútiles en frente del televisor y comer fuera de una caja o bolsa. Distribuye por adelantado porciones individuales en tazas si crees que te ayudará a comer menos.
  5. Ten la mente sana. Mantén el contacto con amigos o familiares y si fuera necesario habla con un orientador. Escucha música, medita o escribe una carta si eres propenso a comer emocional. Mantente emocionalmente saludable para evitar la enfermedad denominada comer emocional o en exceso.

Consejos y advertencias

No descartes todos los ejercicios simplemente porque no puedes correr o caminar. Sigue leyendo el artículo completo sobre este tema sobre la discapacidad en: Ehow en español

Os dejamos la mejor tabla de ejercicios para personas en silla de ruedas.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.